Caen las ventas de cerveza a la vez que el consumo mundial de alcohol

08/06/2017 | Scheherazade Daneshkhu (Financial Times)

Las personas están bebiendo menos, según los datos de la industria que representa altos cerveceros y los destiladores que cuentan con el crecimiento derivado de un creciente número de jóvenes que alcanzan la edad legal para beber.

El mercado mundial de bebidas alcohólicas se contrajo un 1,3 por ciento el año pasado, cifras más elevadas que la disminución promedio del 0,3 por ciento en los últimos cinco años, según cifras del Registro Internacional de Vinos y Bebidas Espirituosas (IWSR, por sus siglas en inglés), el grupo industrial con sede en Londres.

Alexander Smith, editor de la revista del IWSR, dijo que la caída era sorprendente, dada la mejora de la economía global y la habitual estrecha correlación entre las tasas de crecimiento global y el consumo de alcohol.

El producto interno bruto mundial aumentó un 3,1 por ciento en el último año, según el Fondo Monetario Internacional (FMI), el cual prevé una mejora de 3,6 por ciento este año.

“Eso, junto con la creciente población mundial de consumidores con edad para beber legalmente, debería, en teoría, haber llevado a un crecimiento global del consumo de alcohol, pero no fue así”, dijo el Sr. Smith.

Citó la continua debilidad económica en algunos mercados emergentes y un aumento en las regulaciones como las razones más probables de la caída, que fue impulsada por la cerveza, mientras que las bebidas espirituosas se mantuvieron razonablemente estables, con un crecimiento del 0,3 por ciento.

Las ventas de cerveza cayeron un 1,8 por ciento, en comparación con una disminución promedio en cinco años del 0,6 por ciento. Esto se debió principalmente a la debilidad en China, el mercado de la cerveza más grande del mundo por volumen, aunque las ventas de cerveza en otros grandes mercados, como Brasil y Rusia, que han estado en recesión, también disminuyeron.

Según Confidential Research del Financial Times, China ya dejó atrás el pico de consumo de cerveza. Aunque la industria de bebidas espirituosas se ha recuperado de la ofensiva de Beijing contra el consumo extravagante, los volúmenes de cerveza siguen cayendo y los intentos de las cerveceras nacionales por alentar a los consumidores a cambiar hasta la fecha han resultado infructuosos.

En EEUU, “el año 2017 se perfila como el peor año para los volúmenes de cerveza desde 2009, años en que los volúmenes totales de la industria cayeron un 2 por ciento”, según Trevor Stirling, analista de Bernstein.

La tendencia no es un buen augurio para Anheuser-Busch InBev, la cervecera más grande del mundo, que obtiene el 30 por ciento de sus ganancias operativas en América del Norte, donde no ha podido revertir la caída de sus marcas principales Budweiser y Bud Light.

Los volúmenes de cerveza cayeron un 5 por ciento en los tres meses de febrero a abril, según las cifras del mes pasado del Instituto de la Cerveza, la asociación de comercio estadounidense que representa a las grandes cerveceras.

La cerveza convencional en EEUU ha estado perdiendo terreno ante las cervezas artesanales más caras, pero la cerveza en general ha ido perdiendo terreno ante las bebidas espirituosas, especialmente el whisky irlandés y estadounidense.

El renacimiento de la ginebra, que se centra principalmente en Europa, se reflejó en un aumento del 4 por ciento de los volúmenes globales, pero el vodka ha pasado de moda entre los millennials bebedores con una caída global del 4 por ciento.

Diageo, la destilería más grande del mundo y propietaria de marcas como el whisky Johnnie Walker, y la ginebra Tanqueray, ha dicho: “El consumo de alcohol per cápita en el mundo desarrollado ha estado reduciéndose durante 30 años. Sin embargo, hay una clara y sostenida tendencia de los consumidores a beber mejor, no a beber más. Los datos del IWSR apoyan esto con el crecimiento de las bebidas espirituosas, en particular el whisky, la ginebra y el tequila”.

El IWSR dijo que esperaba que la industria del alcohol volviera al camino del crecimiento este año, pronosticando un aumento en el consumo del 0,8 por ciento hasta el año 2021, impulsado por el whisky.

Plato Logic, la consultoría del mercadode la cerveza, prevé un crecimiento del 1,3 por ciento en la industria de la cerveza este año, “suponiendo que haya una modesta recuperación en China”, dijo.

Beer sales slide as global alcohol consumption falls

08/06/2017 | Scheherazade Daneshkhu (Financial Times)

People are drinking less, according to industry figures that make sobering reading for brewers and distillers banking on growth from rising numbers of youngsters reaching legal drinking age.

The global market for alcoholic drinks contracted 1.3 per cent last year, which was steeper than the average fall of 0.3 per cent in the previous five years, according to figures from the International Wine and Spirits Research, the London-based industry group.

Alexander Smith, editor of IWSR magazine, said the drop was surprising given an improving global economy and the usually close correlation between global growth rates and drinking alcohol.

Global gross domestic product rose 3.1 per cent last year, according to the International Monetary Fund, which forecasts a further improvement to 3.6 per cent this year.

“That, allied with the growing global population of legal drinking age consumers, should, theoretically, have led to growing global alcohol consumption, but it didn’t,” said Mr Smith.

He cited continued economic weakness in some emerging markets and an increase in regulation as the most likely reasons for the fall, which was driven by beer, while spirits held reasonably steady with growth of 0.3 per cent.

Beer sales fell 1.8 per cent, compared with a five-year average decline of 0.6 per cent. This was mainly because of weakness in China, the world’s biggest beer market by volumes, though sales in other large beer markets, such as Brazil and Russia which have both been in recession, were down.

According to FT Confidential Research, China has passed peak beer. While the spirits industry has bounced back from the Beijing’s crackdown on extravagant consumption, beer volumes continue to fall and attempts by domestic brewers to encourage consumers to trade up have so far proved largely unsuccessful.

In the US, “2017 is shaping up to be the worst year for beer volumes since 2009, when total industry volumes were down 2 per cent”, according to Trevor Stirling, analyst at Bernstein.

The trend does not augur well for Anheuser-Busch InBev, the world’s largest brewer which derives 30 per cent of its operating profits in North America, where it has been unable to reverse falling sales of its flagship Budweiser and Bud Light brands.

Beer volumes fell 5 per cent in the three months from February to April, according to figures last month by the Beer Institute, the US trade association representing larger brewers.

Mainstream lager in the US has been losing out to more expensive craft beer but beer generally has been losing share to spirits, especially Irish and US whiskies.

The gin revival, mainly centred in Europe, was reflected in a 4 per cent rise in global volumes but vodka’s fall from fashion with millennial drinkers continued with a 4 per cent global drop — though volumes recovered in the US.

Diageo, the world’s largest distiller and owner of brands such as Johnnie Walker scotch and Tanqueray gin, said: “per capita consumption of alcohol in the developed world has been dropping for 30 years. However, there is a clear and sustained trend of consumers drinking better — not more. This is supported in the IWSR data with the growth of global spirits, particularly whisky, gin and tequila.”

The IWSR said it expected the alcohol industry to return to growth this year, predicting a rise in consumption of 0.8 per cent until 2021, driven by whisky.

Plato Logic, the beer market consultancy, forecast growth of 1.3 per cent in the beer industry this year, “assuming some modest recovery in China”, it said.

¿Te ha resultado interesante? ¡Compártelo!