¿Conoces la tasa de cobertura de la pensión pública en tu país? ¿Y la pensión máxima?

La pensión pública que te corresponderá en el momento de jubilarte es equivalente a una renta vitalicia que cobrarás mientras vivas y, por tanto, es un instrumento vital para revertir el riesgo de longevidad.

Pero habitualmente las pensiones que se perciben no llegan al 100% del último salario percibido en activo y por tanto si no dispones de ahorros u otro medio para complementar la pensión, tendrás que reducir tu nivel de vida.

Hay países con un sistema de cálculo de la pensión más generoso y que llegan a niveles del 70%, es decir, que la pensión media representa el 70% del salario medio. Pero hay países con un sistema mucho más escuálido, donde la pensión va desligada del nivel de los salarios y representa un mínimo asistencial.

Además, en todos los países existe una pensión máxima que fija un techo a la pensión pública aunque su cálculo arroje un importe superior. Es decir, para salarios altos la pensión máxima puede representar un porcentaje bastante inferior del salario.

Es importante que conozcas está información referida a tu país y así, suponiendo que no cambiara la legislación y tu situación económica se mantuviera constante, podrías estimar la pensión que recibirías cuando te jubilaras y el desfase respecto a tu salario actual.

¿Te ha resultado interesante? ¡Compártelo!