Consejos antes de comprar un coche de segunda mano

06/02/2015 | Europa Press – Europa Press Español

En 2014 se vendieron 1,68 millones de vehículos usados en España, lo que supone un aumento de un 4,3% respecto al año anterior, según datos del Instituto de Estudios de Automoción para las asociaciones de vendedores (Ganvam) y de concesionarios (Farconauto). Si en 2015 planeas hacerte con un coche de segunda mano, aquí tienes 7 consejos para que tu compra sea satisfactoria.

1. CONCESIONARIO VS PARTICULAR. La principal diferencia entre comprar un coche a un particular o hacerlo a través de un concesionario oficial está en la garantía del producto. A través de un concesionario tendrás, como mínimo, un año de garantía, mientras que, haciéndolo a través de un particular, dispondrás de 6 meses para reclamarle posibles averías o desperfectos que estaban ocultos cuando hiciste la compra. En este segundo caso, te riges por el Código Civil y, ante la negativa del particular a darte soluciones, no tendrás más remedio que llevar el caso a los Tribunales.

2. COMPARA LAS OFERTAS. Una vez que tengas claro el modelo que deseas, haz un análisis del mercado. Lo mejor que puedes hacer es una estimación del precio medio a través de las ofertas que vayas encontrando y, si tienes la posibilidad de consultar con un profesional, hacerlo. No olvides que los precios demasiado asequibles pueden tener trampa.

3. REVISA EL COCHE ANTES DE EFECTUAR LA COMPRA. Vas a desembolsar un dinero y pretendes que te dure el máximo tiempo posible, así que nada de comprar a lo loco. Exige al vendedor que te permita inspeccionar el coche y revisar lo siguiente:

-El cuentakilómetros podría haber sido trucado. Los kilómetros tienen que ser coherentes. El RACC estima que, al año, un vehículo recorre unos 12.000Km. Y destaca que un automóvil con menos de 50.000Km debería llevar los neumáticos originales. Haz las cuentas y no te dejes engañar.

Por otro lado, AutoScout24 propone varios consejos para evitar que nos estafen. Revisa el desgaste del volante y del pomo del cambio de marchas ya que te indicará si están muy usados. Mira si el tambor donde insertas la llave de arranque presenta cierta holgura, los parasoles interiores por si estuvieran desencajados o las paredes del maletero ya que nos pueden dar una idea de para qué se ha utilizado el automóvil. De esta forma podrás empezar a sospechar de que los kilómetros que marca el vehículo no se corresponden con la realidad.

-Las posibles alteraciones mecánicas. Ahora que tienes tu futuro coche delante, es el momento de revisar la carrocería, si está abollada, si presenta muchas capas de pintura o si las grietas dejan ver la chapa del vehículo. El tubo de escape es otro clave, fíjate si emite exceso de humos. Los neumáticos es otra de las partes en las que debes fijarte, sobre todo en las deformaciones que puedan tener, en si es correcta o no la presión o si el dibujo está desgastado, lo que significará que vas a tener que cambiarlos pronto.

4. DA UNA VUELTA CON EL PROPIETARIO. Exige al dueño poder dar una vuelta con él. Es el momento de comprobar si el vendedor te está tratando de engañar y de detectar cómo ha tratado a su coche. Si es un conductor brusco y descuidado, te harás una idea del estado del vehículo.

5. DOCUMENTACIÓN AL DÍA. Has examinado el coche y te convence, ahora tienes que dar el último paso: pedir un informe en la Jefatura de Tráfico. Simplemente necesitas rellenar una solicitud, abonar 8,30€ y aportar un documento que acredite la identidad y el domicilio del titular del automóvil. De esta forma accedes a información clave: los cargos o gravámenes que pueda tener el vehículo, si tiene permiso para circular, a nombre de quién está actualmente y quiénes han sido los antiguos propietarios.

6. FIRMA UN CONTRATO. Por mucho que le estés comprando el coche a un conocido o, incluso, a un familiar, hay que dejar constancia de la compraventa. Un contrato evitará futuros problemas. Un recurso muy útil es incluir la hora de la firma para que, si llegaran multas anteriores a esa hora, se haga cargo el responsable de la infracción y no el nuevo propietario.

7. TRÁMITES ADMINISTRATIVOS. Ya solo queda el papeleo. Primero deberás transferir la propiedad del coche, un proceso que no es tan complicado como podría parecer. Basta con que el comprador vaya a Hacienda y pague el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales. El importe a pagar corresponde al 4% del valor actual del vehículo que encontrarás publicado en el BOE.

En segundo lugar, tendrás que cambiar la titularidad del automóvil para lo cual deberás acudir a la Jefatura de Tráfico de tu Comunidad y abonar una tasa de 53,40€. Lleva contigo el DNI, el permiso de conducir, la Tarjeta de Inspección Técnica del vehículo, el permiso de circulación y el recibo del impuesto municipal pagado correspondiente al año anterior. Si no tienes aún un justificante de compra del coche, deberás llevar contigo una fotocopia del DNI o del permiso de conducir del vendedor.

Copyright &copy “Europa Press“.
“Europa Press” is a trade mark of “Europa Press”.
Published for Finanzas para Mortales with authorization of “Europa Press”.
¿Te ha resultado interesante? ¡Compártelo!