Destinos turísticos según el cambio de divisa

¿Qué criterios seguimos para elegir destino vacacional? Ante todo, nos fiamos de nuestros gustos y apetencias (relax, naturaleza, cultura, gastronomía, aventura, sol y playa), del tiempo del que disponemos, de las infraestructuras que se nos ofrecen, del clima, del idioma, de la distancia y, sobre todo, del presupuesto. No siempre coinciden, por eso elegir el destino de nuestras vacaciones en función de lo que podamos estirar el dinero es una opción muy interesante. Países subdesarrollados o líneas aéreas low cost suelen ser atractivos cada vez más presentes. En el plano internacional, también la cotización de las divisas dibuja un mapa de oportunidades que hay que tener en cuenta.

Hoy vamos a hablar de planificar nuestras vacaciones internacionales en función de la capacidad de compra del euro. Para ello, es imprescindible tener una buena información del mercado de divisas y conocer qué monedas se han devaluado más en el último año. El euro está en alza desde 2015 respecto a otras monedas y hay que saber aprovechar la oportunidad.

Tradicionalmente, viajar a Nueva York resultaba casi imposible: por ser uno de los destinos más caros y por la fortaleza del dólar. Sin embargo, los que viajaron a la ciudad de los rascacielos en 2013 ó en 2014 ahorraron dinero porque el euro estaba a 1,35 dólares. Actualmente el panorama ha cambiado y hoy, prácticamente, están a la par (1 euro/1,16 dólares) por lo que viajar a los EEUU no es, ahora mismo, una buena opción.

En 2016 se devaluó la libra esterlina, hasta un 20%, por lo que viajar al Reino Unido supuso un “chollo”. El país estaba en plena incertidumbre respecto al Brexit y el euro se cambiaba a 0,865 libras. Por el contrario, para los británicos que eligieron España como destino turístico, el viaje les salió caro. Ese año también se devaluaron otras monedas (un 20% la mexicana, un 16,02% la egipcia, un 11,43% la sudafricana; un 10,2% la turca, un 9,6% la china, y un 6,3% la india) y viajar a todos esos países conformó un particular mapa turístico. En el lado contrario, las monedas que se revalorizaron fueron las de Nueva Zelanda y Brasil.

La recuperación del dólar en los tres últimos años ha impactado en otras economías, sobre todo en las más vinculadas con Estados Unidos. Han caído el peso colombiano, el mexicano, el chileno y el peruano pero especialmente el argentino pero al ser caídas más pronunciadas que la del euro respecto al dólar, el diferencial nos sigue permitiendo viajar a alguno de esos países de forma ventajosa gracias al tipo de cambio.

En 2018, la moneda que más se ha depreciado, hasta un 13%, ha sido el peso argentino. Argentina es uno de los países con mayor inflación del mundo. Si en 2014, un euro equivalía a 10 pesos, actualmente la equivalencia es de 1 euro/31,52 pesos. Esto hace de Argentina un destino codiciado. El problema es que ahora, allí, es invierno y no todo el mundo está dispuesto a irse de vacaciones con plumífero. Otros países interesantes al cambio con el euro son Rusia (ahora en pleno Mundial), donde el rublo se ha devaluado un 9%) u otros más acordes con lo que entendemos por buen tiempo como Turquía, Brasil, Colombia o México.

Otro factor importante a la hora de ahorrar en nuestras vacaciones internacionales, además del cambio de divisas, es elegir entre pagar con tarjeta o en efectivo, y dónde y cuánto cambiar. La OCU (Organización de Consumidores y Usuarios) recomienda pagar siempre con tarjeta aunque siempre es necesario llevar algo de efectivo para los pequeños pagos. Antes debemos cerciorarnos de las comisiones que nos cobrará nuestro banco, puesto que muchos cobran una doble comisión: por sacar dinero en otro banco y por sacarlo en el extranjero. Mejor una tarjeta de débito que de crédito.

Para los que prefieren llevar efectivo, los expertos recomiendan a los viajeros hacer una estimación aproximada de la cantidad que se va a necesitar con el fin de no cambiar más dinero del que realmente se va a gastar aunque siempre es un riesgo llevar mucho dinero encima.

Autora: Elvira Calvo (28 junio 2018)

¿Te ha resultado interesante? ¡Compártelo!