El crecimiento del sector “Fintech” en España (2013-2014)

Miguel Fernández Laso. Alumno Postgrado. Universidad de Cantabria.

El “fintech” está de moda. Para los que aún no lo conocen el sector fintech está formado por empresas que utilizan nuevas tecnologías para crear servicios financieros innovadores. De esta manera, las empresas fintech pueden proporcionar a particulares y a otras empresas la llevanza de su contabilidad en la nube, vincular sus cuentas bancarias, procesamiento y análisis de datos, así como comodidad para hacer pagos, incluso en distintas divisas o distintos países, y nuevos métodos de financiación de proyectos o empresas.

En la actualidad, en España hay más de 180 empresas dedicadas a este sector. Lo más interesante de esta cifra es su extraordinario crecimiento, dado que, en abril existían apenas 111 empresas (Asociación Española de Fintech e InsurTech -AEFI-, 2016). Según los datos de la AEFI aparece un mínimo de 2 startups cada semana. El año pasado se cerró con un total de medio centenar de empresas y la tendencia indica que cerrará este año con un número muy próximo a 200 empresas. ¿Pero qué hay detrás de este crecimiento y del sector?

Empecemos por donde se debe: ¿Qué es el “fintech”?
El sector fintech es un conjunto de empresas que ofrecen servicios de intermediación y asesoramiento en el ámbito de las finanzas y de los seguros a través de internet y las redes sociales. No es un sector con un único modelo de negocio, de hecho se puede describir como el resultado de llevar a la práctica diferentes oportunidades de negocios utilizando, de manera creativa, internet. Por ello, tampoco se adscribe a un único código de actividad (NACE o CNAE) sino que son varios como se muestra en el siguiente listado:
(4619) Intermediarios del comercio de productos diversos; (4799) Otro comercio no realizado en establecimientos; (5814) Edición de revistas; (5829) Edición de otros programas informáticos; (6190) Otras actividades de telecomunicaciones;(6201) Actividades de programación informática; (6202) Actividades de consultoría informática; (6203) Gestión de recursos informáticos; (6209) O. servicios relacionados con las TI y la informática; (6311) Proceso de datos, hosting y actividad relacionada; (6312) Portales web; (6419) Otra intermediación monetaria; (6492) Otras actividades crediticias; (6499) Otros servicios financieros; (6611) Administración de mercados financieros; (6612) Actividad de intermediación de valores y o. activos; (6619) Otra actividad auxiliar a los servicios financieros; (6910) Actividades jurídicas; (6920) Actividades de contabilidad; (7022) Otra actividad de consultoría y gestión empresarial; (7112) Ingeniería y O. actividad de asesoramiento técnico; (7311) Agencias de publicidad; (7320) Estudios de mercado y opinión pública; (7490) O. actividades profesionales, científicas y técnicas; (8299) Otras actividades de apoyo a las empresas n.c.o.p.

Sin embargo, más allá de los códigos, hay una clasificación según su finalidad:

Crowdfunding:
Financiación que una persona o grupos de personas obtienen para llevar a cabo una idea, objetivo o proyecto, y que promocionan a través de una página web y las redes sociales para obtener financiación de terceros. Normalmente suelen ser proyectos con fines sociales, culturales, etc.

Crowdfunding inmobiliario:
Un gran número de inversores invierten en una vivienda o en un terreno con el objetivo de obtener una plusvalía por medio de su venta a un precio mayor o la rentabilidad del alquiler. El beneficio de este tipo de fintech es que posibilita la entrada a inversiones que ofrecen grandes rentabilidades a personas que solo pueden invertir pequeñas cantidades de dinero.

Crowdlending:
Consiste en préstamos de dinero entre personas y empresas, generalmente en pequeñas cantidades, utilizando como elemento de contacto una página web.

Financiación de clientes:
Plataformas o medios de pago web que permiten financiar el pago de forma inmediata en el mismo proceso de compra. Permitiendo al usuario elegir el número de cuotas en las que quiere abonar el importe de su compra.

Micropréstamos y préstamos personales a través de internet:
Páginas y plataformas web que ofrecen micropréstamos de 50 a 800 euros o préstamos rápidos personales a través de internet o una aplicación móvil, de hasta 5000 euros.

Redes sociales de inversión:
Son plataformas y páginas web en las que podemos obtener información financiera, en concreto sobre mercados financieros, sobre productos de expertos y sobre economía en general.

Comparadores financieros:
Páginas o plataformas web que en función del criterio de los usuarios examinan productos financieros como depósitos, cuentas remuneradas, pagares, tarjetas de crédito e hipotecas.

Plataformas de trading:
empresas que venden software a los mercados de capitales y que también permiten operar a los usuarios, cotizar sus estrategias, e incluso compartirlas con otros usuarios.

PFM/Robo advisors/Algoritmos de trading:
PFM son las siglas de Personal Financial Management (Gestión Financiera Personal). La tecnología PFM se basa en aunar las cuentas bancarias en una sola plataforma para poder controlar gastos e ingresos de forma fácil y unificada. Esta tecnología está evolucionando y no sólo permite ver las finanzas personales unificadas en forma de tablas y gráficos, sino que en la actualidad están empezando a surgir lo que se conoce como Robo Advisors y Algoritmos de trading. Los Robo Advisors y los algoritmos de trading son una nueva clase de servicios de asesoría de inversión que se ofrecen en línea, están automatizados y se basan en algoritmos y aplicaciones matemáticas.

Divisas:
Herramientas online que permiten hacer pagos en muchos tipos de divisas. Suelen ofrecer también servicios de pagos al extranjero para empresas y particulares y también para microempresas que no encuentran las condiciones óptimas en los métodos tradicionales que ofrecen los bancos.

Bitcoin y criptomonedas:
Este apartado incluye bitcoin y criptomonedas porque el bitcoin fue creado con un código abierto y en la actualidad existen más tipos de criptomonedas con nombres distintos y distintas cotizaciones, pero cuya metodología de funcionamiento es similar.

Pagos:
Son aplicaciones, plataformas y páginas web que solucionan o mejoran el método y los problemas a la hora de hacer pagos. Aplicaciones que permiten realizar pagos entre varias personas que compran un mismo producto, pagar matrículas de servicios en el extranjero, pagar en gasolineras antes de llevar el coche, pagar con el móvil o con la huella dactilar, etc.

Agregación de la estructura financiera:
Plataformas o páginas web que permiten llevar a las empresas su contabilidad en la nube, mejoran la seguridad de sus datos, permiten digitalizar facturas y albaranes para añadirlos a su sistema de información o ayudan a vincular las operaciones de la empresa con su estructura financiera.

Datos financieros:
Recopilación de datos como impagos y otros informes financieros.

fintech1

Los servicios que predominan, 41%, son los B2C, o los servicios destinados al consumidor final. Un 36% se dedican a prestar servicios B2B o a otras empresas y el tanto por ciento restante se dedican a ambos tipos de servicios.

Si hacemos un gráfico con las empresas de la muestra en función de su antigüedad y sus ingresos vemos que hay una relación positiva y que cuanto más antiguas son las empresas más ingresos generan; dato que nos indica que el número de años de las empresas fintech es crucial para su afianzamiento en el mercado.

fintech2

fintech3

Si comparamos 2013 con 2014 se puede observar una mejora en los ingresos totales o ventas totales del sector fintech. Esto demuestra el auge y las buenas expectativas de futuro para este sector.

fintech4

La mayoría de las empresas están compuestas por trabajadores únicos o tienen menos de 4 empleados (en concreto el 45% de las empresas de la muestra) y la actividad profesional de los directivos no está dedicada exclusivamente al fintech, es decir, la compaginan con otras en el ámbito financiero o tecnológico. Esto explica en muchos casos la supervivencia de empresas con bajos beneficios; esta supervivencia inicial con bajos ingresos puede anticipar aumentos significativos en el futuro.

En cuanto a los beneficios netos, después de depreciaciones, amortizaciones, resultados financieros, resultados extraordinarios e impuestos, han aumentado en el año 2014 respecto al 2013.

De la muestra, cinco empresas que tenían pérdidas en 2013 han conseguido un resultado positivo en 2014. Además, han mejorado las empresas que mayores resultados presentaban en 2013.

fintech5

En la muestra estudiada de 47 empresas se puede ver que hay mucha desigualdad en el sector: aproximadamente el 40% de las empresas tiene demasiada liquidez, el 60% de las empresas tiene un endeudamiento elevado y el 30% utiliza principalmente autofinanciación. Sólo un 10% se encuentra equilibrado en cuanto a las fuentes de financiación.

fintech6

Los datos indican que el fintech es un sector nuevo y difícil, pero con potencial, en el que existen una gran variedad de empresas que han aprovechado oportunidades de negocio distintas y novedosas. Aunque es un sector de moda y en auge numerosas empresas no están consiguiendo éxito en los inicios de su actividad. El fintech tiene unas ventajas claras (rapidez para interactuar en el mercado, ubicuidad por ser digital y capacidad de innovación)respecto al sector tradicional pero todavía tiene mucho camino por andar para ser una alternativa confiable para la mayoría de las empresas y consumidores.

¿Te ha resultado interesante? ¡Compártelo!