En términos desestacionalizados el paro sube

Un tema primordial y principal en los últimos años ha sido, y es, la tasa de desempleo en España. Una ecuación con la que la población está muy familiarizada y que sale de dividir el número de desempleados entre la población activa. En otras palabras, la población de 16 años y más que no trabaja y está buscando trabajo, dividido entre la población activa a partir de 16 años (ocupados más desocupados).

Los últimos datos del Ministerio de Empleo y Seguridad Social para el mes de julio, apuntan que el paro bajó en 26.887 desempleados respecto al mes anterior. Éste es un mes que habitualmente se comporta de manera positiva para el empleo. El principal motor es el turismo e históricamente, desde el año 2000, solo subió el paro en julio de 2005 y 2008 en 14.557 y 36.492 personas respectivamente.

No obstante, si se analiza de forma desestacionalizada, el paro aumentó en julio en 11.771 personas. ¿Qué quiere decir desestacionalizado? En primer lugar, no tiene en cuenta el efecto del calendario, esto es, épocas del año que por circunstancias se ofertan más puestos de trabajo. Es decir, quita la circunstancia propia de una estación del año como puede ser las vacaciones de verano. Hay más turistas y demandan más servicios que deben estar cubiertos por trabajadores, que en su mayoría perderán el trabajo pasado el verano.

Por sectores, el que más bajó fue el de servicios en 17.656 personas, seguido de Industria en 5.257 y, finalmente, 4.143 en Construcción. Sin embargo, en Agricultura y Pesca subió en 708 personas. En lo que va de año, el paro ha bajado en 367.050 desempleados.

Desde la crisis de 2008, el paro descendió hasta situarse en 4.848.723 parados en 2012. A partir de ahí, ha ido en descenso hasta los 3.702.974 de diciembre de 2016.

¿Indefinido o temporal?

El informe del Ministerio de Empleo y Seguridad Social concluyó que en 2016 se formalizaron 20 millones de contratos de los que casi el 93% fueron temporales y el resto indefinidos. Además, el aumento de asalariados fue para ese año de 512.773, por lo que fueron necesarios 40 contratos para crear un puesto de trabajo estable.

A finales de 2016, los salarios en España bajaron un 0,8% respecto al mismo periodo del año anterior. Esto se debe por el menor número de horas medias trabajadas y no porque se pague menos. No obstante, analizando los precios hora que recibe el trabajador con el Índice de precios al consumo se observa que el poder adquisitivo ha disminuido.

En definitiva, los datos aportados presentan esperanza y desesperanza según el prisma que se mire. Lo cierto es que sea estacional o no, es bueno que el paro registrado baje, pero también será positivo que no se centre en un sector y, asimismo, lo haga en trabajos técnicos que ayuden a exportar bienes y servicios en momentos de incertidumbre económica.

Autor: Daniel Moreno (16 agosto 2017)

¿Te ha resultado interesante? ¡Compártelo!