¿Es rentable aprender un nuevo idioma?

Hoy en día se considera casi esencial saber al menos un idioma más además del nativo, especialmente en el ámbito profesional.

Sin embargo, aprender un nuevo idioma conlleva un gran esfuerzo económico y personal, ya que debes dedicar tu tiempo libre a academias en tu país o en el extranjero, lo que supone a su vez una inversión monetaria considerable. Así pues, ¿resulta realmente rentable? “Freakonomics podcast” se planteó esta pregunta hace poco tiempo, así que trataron de calcular la rentabilidad de la inversión que una persona hace para aprender una nueva lengua.

Partiendo de la base de que resulta imposible calcular el valor que tiene saber un segundo idioma, ya que los beneficios no son únicamente económicos, desde el sentido práctico llegaron a la siguiente conclusión.

BENEFICIOS ECONÓMICOS
Para un americano, el plus de hablar una lengua más además de la propia producen un beneficio del 2 por ciento anual. Dicho de otra manera, si ganas 30.000 dólares anuales, sólo obtendrás 600 más. ¿Compensa esto todo el tiempo y el dinero invertido?

No obstante, este hallazgo ha sido desechado por un estudio publicado en “The Economist”, en el que se demuestra que, incluso hablando en términos económicos, la rentabilidad es mucho más elevada. Especialmente en el caso alemán, con el que se ganaría un 3,8 por ciento más.

BENEFICIOS PERSONALES
Además, no debemos olvidarnos de que los beneficios no se reducen únicamente al ámbito económico. Pensar y hacer trabajos diariamente en un idioma extranjero puede ayudar a las personas a tomar mejores decisiones, de acuerdo con un estudio de “Johnson”. Otros beneficios personales que se atribuyen al aprendizaje de una segunda lengua son, por ejemplo, su contribución positiva a la función ejecutiva de los niños y la reducción de la demencia en las personas mayores. Por si esto no fuera suficiente, saber un segundo idioma no sólo aumenta el dinero en tu bolsillo, sino que también le da más valor a tu vida. Así, tal como explica Rob, que se creó un nicho lucrativo gracias a sus habilidades lingüísticas, el portal “Babbel”, lo que ha enriquecido en su vida por el hecho de saber más lenguas son los amigos, los viajes y las experiencias.

Fuente: Europa Press

¿Te ha resultado interesante? ¡Compártelo!