Jugar en una liga Fantasy online: ¿competición o apuestas?

16/10/2015 | Paco Somohano

Todavía no son muy conocidos en nuestro país porque no se basan tanto en fútbol europeo (con la excepción de la popular Comunio.es) como en deportes populares en los EE.UU., pero las webs líderes en el sector DraftKings y FanDuel están estos días en la prensa norteamericana. La semana pasada, un empleado de la primera ha ganado un premio de 300.000 euros contantes y sonantes (350.000 dólares americanos) jugando en la web de la segunda. ¿Cómo? Parece ser, según CNN Money, que accedió a datos confidenciales de FanDuel aunque ambas compañías lo niegan.

El problema es que después de saltar la noticia a la prensa se ha sabido que algunos empleados de ambas han ganado millones de dólares en sus plataformas. Claro está que en los EE.UU. este tipo de actuaciones tienen consecuencias legales muy graves, y los usuarios de estas plataformas se han lanzado a interponer demandas porque consideran que han sido engañados.

¿Qué son los deportes de fantasía en internet?
Es una evolución de la simulación por ordenador y un juego de roles. Se trata de páginas web en las que se organizan ligas virtuales con equipos y jugadores reales en las que el participante diseña sus propios equipos y el resultado depende de las estadísticas de estos jugadores en la vida real. Se conocen en inglés como “roto” o “rotisserie” y se han convertido en un negocio multimillonario como plataformas publicitarias ya que tienen una gran capacidad de convocatoria entre los jóvenes. Dependiendo del juego, se pagas una pequeña cantidad por entrar en competición con otras personas (por ejemplo, en un grupo de amigos) y el que gana el partido, torneo o liga se lleva un premio. Además, se visionan más partidos que en la vida real ya que sus jugadores preferidos pueden estar en distintos equipos. El hecho es que las empresas propietarias de las webs DraftKings y FanDuel están valoradas, cada una de ellas, en más de 1.000 millones de dólares.

¿Juego o apuesta?
El escándalo ha tenido distintos efectos. Uno de ellos es que el Estado de Nevada lo ha clasificado como juego de apuestas, negando su naturaleza de juego de habilidad (basado en el análisis de estadísticas de partidos) y ha prohibido estas webs de manera inmediata hasta que obtengan las licencias correspondientes de juego de apuestas.

Sin embargo, todo este asunto se ha convertido en una enorme campaña de publicidad que ha llevado a reconocer a ambas compañías que se encuentran en cifras record de visitantes.

¿Te ha resultado interesante? ¡Compártelo!