La ginebra española está de moda

Se dice que fue un doctor quien inventó la ginebra en el siglo XVII, pero no sería hasta casi dos siglos después cuando nació la tónica. Su mezcla no tardó en popularizarse y a día de hoy el gin tonic es una de las bebidas espirituosas más consumidas en todo el mundo. En cinco años han aparecido más de 200 marcas con más de 400 variedades, algunas de grandes bodegas y otras de nueva creación.

A pesar de los perjuicios que provoca el consumo abusivo del alcohol, socialmente es un “vicio” sin prejuicios. Según el último estudio de la FEBE (Federación Española de Bebidas Espirituosas) de 2016, en España se comercializaron 190 millones de litros de bebidas destiladas, lo que supone un 2% más que el año anterior. Esto proporcionó a la economía española 7.585 millones de euros. En este contexto la ginebra es la segunda bebida más consumida por detrás del whisky.

Ginebras de la casa

En el 2016, España fue el tercer país del mundo donde se consumió más gin tonics, por detrás de Filipinas y Estados Unidos. Así lo determinó el estudio realizado por el International Wine & Spirit Research en el que se explica que este efecto de consumo ha hecho crecer la producción nacional un 20%, ayudando a romper la dinámica negativa registrada en la última década. Asimismo, el estudio desprende que en España se beben 0,6 litros por persona al año.

Las marcas españolas tienen gran relevancia en el mundo. La ginebra Rives ha sido nombrada recientemente como una de las 10 mejores ginebras del mundo por prestigiosa publicación Wine Spirits Research. La cántabra Siderit ha ganado varias medallas de oro, una de ellas en el mundial de Bruselas de 2015.

Por lo tanto, este efecto gin tonic en todo el mundo ha hecho que las empresas españolas productoras de esta bebida abran sus fronteras para el disfrute del paladar extranjero. En Portugal, dada su baja producción y creciente consumo, demandan la gran variedad de ginebras españolas. En el otro extremo, la India está viviendo un cambio económico y social. Sus buenas expectativas hacen que la industria española de ginebras ya haya puesto el punto de mira en ella. Sin embargo, tiene una batalla con Gran Bretaña, la cual tiene lazos estrechos con la India y, además, representa el 70% del comercio mundial de esta bebida.

En ocasiones el precio no es directamente proporcional a la calidad. El certamen International Wine and Spirits competition de este año ha otorgado, en una cata a ciegas, el primer premio a una ginebra de 11 euros. Se trata de la Oliver Cromwell London Dry Gin de venta en supermercados Aldi.

Hace tiempo que la ginebra dejó de ser el líquido para limpiar la barra del “Bar Manolo”. Ahora su consumo tiene lugares de culto y hay tantas marcas que su carta podría ser tan extensa como un libro.

Autor: Daniel Moreno (18 septiembre)

¿Te ha resultado interesante? ¡Compártelo!