La necesidad de analizar los efectos de la rotación del auditor a nivel firma versus a nivel socio

Beatriz García Osma (Universidad Carlos III de Madrid), Belén Gill-de-Albornoz (Universitat Jaume I & IVIE) y Elena de las Heras (Universidad Autónoma de Madrid). AEFIN.

Una de las dimensiones más controvertidas de la calidad de auditoría se refiere a la rotación óptima del auditor. No existe acuerdo sobre si la rotación debe regularse, y en su caso, si es conveniente que sean las firmas o los socios responsables y sus equipos quienes roten. La regulación a nivel internacional adopta soluciones diversas. Tras varios años de debate, la Unión Europea (UE), ha aprobado recientemente una norma de rotación obligatoria de la firma de auditoría para entidades de interés público, fijándola en un máximo de 10 años. Esta norma se deriva de la última reforma del mercado de la auditoría en la UE, que comenzó en 2010 con el documento “Audit Policy: Lessons from the crisis” (Comisión Europea 2010). El proceso de reforma dio lugar a la aprobación de la Directiva 2014/56/EC (que modificó la Directiva 2006/43/EC), y del Reglamento 537/2014, donde entre otras cuestiones se establece por primera vez a nivel Europeo la rotación obligatoria de la firma de auditoría.

Regular la rotación a nivel de socio o de firma puede tener importantes consecuencias para la estructura del mercado de auditoría. La literatura académica ha analizado fundamentalmente los efectos a nivel de firma, con resultados poco concluyentes. Los beneficios de la rotación de la firma no están claros, y existen costes asociados, como la pérdida de competencia, que quizás superen sus potenciales beneficios (Arruñada y Paz-Ares 1997). Por ello, establecer la rotación a nivel socio es considerada la alternativa más prudente por algunos organismos reguladores, como el norteamericano (General Accounting Office 2003).

Sin embargo, son muchas las voces que señalan el peligro de considerar la rotación del socio como sustitutiva de la rotación de la firma, dado que los efectos económicos de la rotación del socio pueden ser diferentes y/o de segundo orden cuando se comparan con los de la rotación de la firma (Bamber y Bamber 2009).

La investigación sobre los efectos de la rotación del socio en la calidad de la auditoría es escasa, fundamentalmente porque en muchos países no existe la obligación de que el socio responsable de la auditoría se identifique en el informe. En todo caso, la evidencia existente es poco concluyente. Algunos estudios encuentran evidencia de que un cambio de socio aumenta la calidad de la auditoría (ej.: Firth, Rui y Wu 2012), mientras que otros concluyen lo contario (ej.: Daugherty, Dickins, Hatfield y Higgs 2012).

Los estudios que analizan la rotación del socio se han realizado en países como Australia o Taiwan, claramente diferentes de los Estados Miembros de la UE en su marco legal, su gobierno corporativo, o sus sistemas contables. En este sentido, el estudio del caso español es de particular interés, puesto que el nuestro es uno de los pocos países del mundo en los que es posible identificar al socio responsable de la auditoría. Además, desde que la auditoría se reguló en España por primera vez en 1988, se han sucedido diversos contextos normativos en relación a la rotación del auditor de las sociedades cotizadas1 , resumidos en la Figura 1.

 rotacion auditoria

Figura 1. Regulación sobre la rotación del auditor en España. 1988-2015.

La Ley 19/1988, de Auditoría de Cuentas impuso la rotación obligatoria de la firma cada 9 años (artículo 8.4); sin embargo, tras mucha controversia, la Ley 2/1995, de Sociedades de Responsabilidad Limitada derogó esta norma, no llegando a producirse rotación obligatoria de facto (Carrera, Gomez-Aguilar, Humphrey y Ruiz-Barbadillo 2007). Posteriormente, la rotación del auditor en España fue voluntaria hasta que la Ley 44/2002, de Medidas de Reforma del Sistema Financiero, establecía de nuevo la rotación obligatoria, pero esta vez a nivel de socio, que junto con su equipo de auditoría debía rotar cada 7 años (artículo 51). La Ley 12/2010, que modificó la Ley 19/1998 cambió ligeramente la norma, siendo únicamente el socio y no el equipo quien estaba obligado a rotar cada 7 años. Finalmente, la nueva Ley de Auditoría (Ley 22/2015, de 20 de julio), ha modificado de nuevo las normas al recoger los requerimientos del Reglamento de la UE No. 537/2014. Así, incorpora la rotación obligatoria de la firma cada 10 años. Esta norma también exige la rotación obligatoria del socio y del equipo responsable de la auditoría, cada 5 años (artículo 40).

El caso español nos ofrece por tanto un contexto único para analizar los efectos económicos de la rotación del auditor a nivel de socio, comparada con la rotación a nivel de firma y en distintos contextos regulatorios. Solo llevando a cabo este tipo de análisis podremos contribuir a informar el debate.

Referencias

Arruñada, B., y Paz-Ares, C. 1997. Mandatory rotation of company auditors: A critical examination. International Review of Law and Economics 17(1), 31–61.

Bamber, E.M., y Bamber, L.S. 2009. Discussion of: Mandatory audit–partner rotation, audit quality and market perception: Evidence from Taiwan. Contemporary Accounting Research 26(2), 393–492.

Carrera, N., Gómez-Aguilar N., Humphrey C., y Ruiz-Barbadillo E. 2007. Mandatory audit firm rotation in Spain: A policy that was never applied. Accounting, Auditing & Accountability Journal 20(5), 671-701.

Comisión Europea (CE). 2006. Directive 2006/43/EC of the European Parliament and of the Council of 17 May 2006 on statutory audits of annual accounts and consolidated accounts, amending Council Directives 78/660/EEC and 83/349/EEC and repealing Council Directive 84/253/EEC. Bruselas: Boletín Oficial de la Unión Europea L157/87.

Comisión Europea (CE). 2010. Green Paper. Audit policy: Lessons from the crisis. Brusels, October 13.

Daugherty, B., Dickins, D., Hatfield, R., y Higgs, J. 2012. An examination of partner perceptions of partner rotation: Direct and indirect consequences to audit quality. Auditing: A journal of Practice and Theory 31(1), 97–114.

Firth, M., Rui, O.M., y Wu, X. 2012. How do various forms of auditor rotation affect audit quality? Evidence from China. The International Journal of Accounting 47(1), 109–138.

General Accounting Office (GAO). 2003. Public accounting firms: Required study on the potential effects of mandatory audit firm rotation. Washington, D.C.: Report GAO-04-216.

Ley 19/1988 de 12 de Julio, de Auditoría de Cuentas.

Ley 2/1995 de 23 de marzo, de Sociedades de Responsabilidad Limitada.

Ley 44/2002 de 22 de noviembre de Medidas de Reforma del Sistema Financiero.

Ley 12/2010 de 30 de junio, por la que se modifica la Ley 19/1988 de Auditoría de Cuentas.

Ley 22/2015 de 20 de julio, de Auditoría de Cuentas.

Public Company Accounting Oversight Board (PCAOB). 2011. Concept release on auditor independence and audit firm rotation. PCAOB Release No. 2011-006. August 16, 2011

¿Te ha resultado interesante? ¡Compártelo!