La “vuelta al cole” puede desgravar en la Declaración de la Renta

Mientras el verano y las vacaciones se van desvaneciendo en un humo de recuerdos, aparecen nuevos asuntos capitales en la vida de las familias. Septiembre es un mes de regreso, de rutinas y de nuevos retos. En este último punto está la “vuelta al cole”, un desafío cognitivo para los estudiantes y monetario para las economías domésticas. Según un reciente estudio del Observatorio Cetelem, el gasto medio de las familias se situará en 239€, un 3% más que en 2016.

En una muestra de más de 1.000 participantes, se les ha preguntado por el desembolso inicial que supone, dejando de lado las actividades extraescolares que se imparten durante el año. De la encuesta se desprende que los 3 productos con mayor intención de compra son el material escolar, los libros y la ropa, en ese orden.

Otras encuestas analizan el gasto medio del curso completo, es decir, desde su inicio hasta el final. Éste es el caso de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) que concluye que el curso completo costará de media más de 1.200€ para las familias. Este gasto varía si el colegio es público, lo cual supone unos 840€, o concertado, lo cual asciende a los 1.840€ de media.

En el contexto general de España, los gastos escolares no son deducibles. Sin embargo, a nivel autonómico hay excepciones. Las comunidades que permiten deducir un porcentaje de los costes, que supone el retorno de sus hijos a la enseñanza, son Aragón, Asturias, Baleares, Canarias, Castilla y León, Castilla- La Mancha, Extremadura, Madrid, la región de Murcia y la Comunidad Valenciana. Esta medida no es homogénea entre ellas y los porcentajes que se aplican varían entre comunidades.

Cómo desgrava cada comunidad

Por ejemplo, en Madrid se podrá deducir el 15% de los gastos de escolaridad, el 10% de los gastos de enseñanza de idiomas y el 5% de los gastos de uniformes, siempre y cuando el importe total a deducir no exceda los 400€ por hijo.

En Aragón podrá deducirse el total de los gastos en libros de texto y material escolar de los alumnos de primaria y secundaria. No obstante, la base imponible del salario no debe superar los 12.500€ en tributación individual. Por otro lado, en las Islas Canarias se pueden deducir hasta 1.600€ e, incluso, tendrá validez con los estudios universitarios.

En una situación que supone un desembolso tan repentino, es conveniente optimizar los gastos. Los expertos recomiendan aprovechar las ofertas 3×2 que hay en las grandes superficies y hacer uso de los libros de segunda mano, los cuales se pueden encontrar en buenas condiciones y suponen un ahorro de casi el 50%.

Las familias son cada vez más conscientes de que la educación es una necesidad capital. Los precios de los libros de texto son elevados y no se escatima en su compra. Según el estudio, el regreso al colegio es uno de los gastos que menos tratan de recortar los españoles, encontrándose por delante las vacaciones de verano o la Navidad.

Autor: Daniel Moreno (11 septiembre 2017)

¿Te ha resultado interesante? ¡Compártelo!