Los principales clubes de la Premier League pierden la guerra sobre los derechos televisivos

26/10/2017 | Murad Ahmed (Financial Times)

Los clubes de fútbol más ricos de Inglaterra han sufrido un revés después de que sus rivales de la liga inglesa se unieron con el fin de combatir sus demandas para recibir una mayor porción de los 3 mil millones de libras que la Premier League recibe de los acuerdos de derechos televisivos en el extranjero.

Desde que se fundó la Premier League hace 25 años, los ingresos que proceden de los contratos de difusión internacional se han dividido de manera uniforme entre cada uno de sus 20 clubes.

Conforme aumentó el valor de los acuerdos de la Premier League, la riqueza se ha ido distribuyendo entre los equipos. A este modelo se le atribuye el hecho de haber conseguido que la liga se convierta en una de las más competitivas y equitativas en materia económica del fútbol europeo.

Pero los equipos más ricos, Manchester United, Manchester City, Chelsea, Liverpool, Arsenal y Tottenham Hotspur — conocidos como los seis grandes — querían cambiar el modelo. Exigían que el 35% de los ingresos de TV en el extranjero se distribuyeran según el lugar final que ocupara un equipo en la tabla de la liga.

El martes, la Premier League, el organismo que dirige la primera división del fútbol inglés, dijo que “no hay consenso para un cambio”, lo que la llevó a cancelar una reunión con los directivos de clubes que se celebraría el miércoles para votar sobre las propuestas.

“En ausencia de una mayoría significativa que favorezca un cambio en la forma de proceder, se aplica la normativa actual”, dijo un portavoz de la Premier League.

Tres personas familiarizadas con estas cuestiones dijeron que Richard Scudamore, jefe ejecutivo de la Premier League, se ha visto obligado a apoyar los cambios propuestos debido al inusual nivel de consenso entre los seis grandes, quienes estánconsiderados los clubes que reciben el mejor apoyo del público internacional.

Otros cercanos a la organización expresaron sus preocupaciones por el hecho de que, si no se llega a un acuerdo, los seis grandes podrían sentirse obligados a establecer una liga independiente, lo cual se ha debatido entre los clubes más importantes de Europa durante muchos años.

Cada uno de los 20 clubes de la primera división del fútbol inglés también se beneficia de un acuerdo de radiodifusión nacional de 5,1 mil millones de libras con Sky y BT, pero los equipos que consiguen una mejor clasificación en la liga, o cuyos partidos se transmiten más por televisión, reciben una porción mayor de ese ingreso.

Se considera que los acuerdos sobre derechos en el extranjero proporcionan una mayor oportunidad de crecimiento. El año pasado, la Premier League logró un acuerdo de derechos de televisión por tres años y 700 millones de dólares con la cadena digital china PPTV. La cadena estadounidense NBC también pagó 1.000 millones de dólares por un acuerdo de seis años para retransmitir los partidos de la Premier League en EEUU.

La cuestión sobre cómo dividir el dinero de las transmisiones en el extranjero se ha debatido ferozmente entre los clubes, pero tres personas familiarizadas con las conversaciones han dicho que al menos 10 clubes se han opuesto sistemáticamente a la medida. La Premier League funciona bajo el principio de “un club, un voto” y requiere 14 votos para imponer un cambio en su funcionamiento.

“Ya estamos agotados de intentar encontrar una posición común”, dijo un ejecutivo cercano a las conversaciones. “Ahora vamos a avanzar”.

Premier League’s top clubs lose clash over TV rights

26/10/2017 | Murad Ahmed (Financial Times)

England’s richest football clubs have suffered a setback after their domestic rivals united to fight off their demands to receive a greater share of the £3bn the Premier League receives from overseas television broadcasting deals.

Since the Premier League’s founding 25 years ago, revenues from international broadcast contracts have been split evenly across each of its 20 clubs.

As the value of Premier League deals boomed, the wealth was spread across the teams. The model is credited with making it among European football’s most financially equitable and competitive leagues.

But the wealthiest teams, Manchester United, Manchester City, Chelsea, Liverpool, Arsenal and Tottenham Hotspur — known as the big six — wanted a shift in the model. They demanded that 35 per cent of overseas TV income be distributed according to where a team finished in the league table.

On Tuesday, the Premier League, the body which operates the top tier of English football, said there was “no consensus for change”, leading it to call off a meeting of club executives that was due to be held on Wednesday to vote on the proposals.

“In the absence of a significant majority in favour of doing things differently, the current rules will apply,” a Premier League spokesman said.

Three people familiar with the discussions said that Richard Scudamore, executive chairman of the Premier League, felt compelled to back the changes due to the unusual level of agreement between the big six, which are seen as the best supported clubs by international audiences.

Others close to the organisation expressed concern that failure to reach a settlement could yet push the big six towards a breakaway league, which has been discussed among Europe’s leading clubs for many years.

Each of the 20 clubs in the top tier of English football also benefits from a £5.1bn domestic broadcasting deal with Sky and BT, but teams that finish higher in the league or have their matches featured more on TV receive a bigger proportion on that income.

Overseas rights deals are seen as providing a greater opportunity for growth. Last year, the Premier League secured a $700m three-year TV rights deal with Chinese digital broadcaster PPTV. American broadcaster NBC also paid $1bn for a six-year deal to screen Premier League matches in the US.

The issue over how to split overseas TV cash has been debated fiercely among the clubs, but three people familiar with the talks said at least 10 clubs have consistently opposed the move. The Premier League works on a one club, one vote process — requiring 14 votes to enforce a change to how it works.

“We are exhausted trying to find a compromise position,” said an executive close to the talks. “Now we’re moving on.”

¿Te ha resultado interesante? ¡Compártelo!