Más usuarios apuestan y más usuarios pierden

En los últimos años las apuestas deportivas online han crecido descomunalmente en España. Por ejemplo, en junio de 2018, coincidiendo con el Mundial de Fútbol de Rusia, se registraron 296.000 usuarios nuevos. Los últimos datos ofrecidos por Proyecto Hombre (Organización que trata de rehabilitar y reinsertar laboralmente a personas con problemas de adicción) alertan de que las apuestas por internet están convirtiéndose en una nueva adicción para los jóvenes.

En 2017 se apostaron 5.500 millones de euros en España. En el segundo trimestre de 2018 el número de apuestas online ha crecido casi un 50% respecto al mismo periodo del año anterior, con apuestas por valor de 4.166 millones de euros, proporcionando unos beneficios de 167 millones de euros a las casas de apuestas.

Estos datos no han pasado desapercibidos en la sociedad y está aumentando la preocupación. Muchas voces apuntan a que los móviles actuales son casinos portátiles. Todas las casas de apuestas tienen aplicaciones que te permiten apostar de una forma sencilla.

Problemas de ludopatía

Muchos psicólogos explican este comportamiento adictivo mediante la caja de Skinner. En ella un ratón obtenía comida cada vez que accionaba un pulsador. Cuando el ratón había asumido esta acción como condición para obtener comida, los científicos cambiaban el patrón y el pulsador no siempre daba comida. Sin embargo, los ratones seguían pulsando para obtener la recompensa, a pesar de no obtenerla siempre. Esta comparación se puede extrapolar en los humanos. Aunque no siempre se gane, existe una adicción por un sistema de recompensa variable como son las apuestas.

Asimismo, este auge de las apuestas ha estado respaldado por campañas publicitarias. La Ley de juego, aprobada en 2011, determinó que se establecería una norma para regular el marketing en torno al juego online. En 2017 se presentó un borrador, pero aún no hay nada decretado. No obstante, en 2011 ya se sentaron algunas bases que prohibían que los anuncios insinuasen que el juego mejora las habilidades personales, el reconocimiento social o que solucionen los problemas financieros. Hay países como Italia que ya han prohibido directamente esta publicidad en cualquiera de sus formas.

Sin embargo, tres de cada cuatro equipos de la liga española tienen acuerdos de patrocinio con casas de apuestas. Por otro lado, en la liga inglesa el 80% de los equipos tienen contratos de patrocinio con este tipo de negocios.

Cada vez hay más personas que apuestan y la situación es crítica. Desde la Asociación para la Prevención y Ayuda a la Ludopatía, afirman que hay personan que acuden con deudas de 60.000 euros o más. Incluso menores con deudas que tardarán años en pagar.

Gran parte del problema se debe a una publicidad agresiva que aún no está regulada por ley. La publicidad de las casas de apuestas aumenta desorbitadamente cada año. En 2013 hubo 128.000 anuncios frente a los 2,7 millones de 2017. Es decir, 20 veces más que hace 4 años.

Autor: Daniel Moreno (5 octubre 2018)

¿Te ha resultado interesante? ¡Compártelo!