¿Por qué la educación financiera?

 ¿Necesita la educación financiera ser más cercana a la ciudadanía en general?

Sin duda. Y mucho más ahora que con la crisis los problemas económicos afectan más directa y cotidianamente a los ciudadanos y resulta imprescindible que comprendan lo que está pasando y puedan tomar decisiones informadas. Cada vez más los temas económicos y las operaciones financieras forman parte de nuestras actividades cotidianas e influyen más en nuestras vidas y por eso tenemos que hacer más cercanos esas cuestiones a la ciudadanía. Lo financiero se ha hecho cosa de expertos, de “divinos” y por eso con el proyecto finanzas para Mortales queremos hacerlo comprensible para la gente corriente, para los “mortales”.

¿Realmente las finanzas son tan complicadas o las hacen así para que la gran mayoría de los mortales no las entendamos?

La innovación financiera, con la aparición de sofisticados productos y procesos, ha hecho que, en efecto, las finanzas resulten cada vez más complicadas y menos accesibles para la ciudadanía. Me parece que en las finanzas se da un caso claro de información asimétrica, en manos de los expertos para perplejidad de los ciudadanos. Y las consecuencias de ello ya se han visto en casos como el de algunas personas sorprendidas por las “preferentes”. Pero además de eso, también es cierto que se han creado lenguajes y procesos que parecen premeditadamente destinados a hacer más opaco e incomprensible el mundo de las finanzas.

¿De qué manera efectiva se conseguiría que los ciudadanos sientan interés por la realidad económica?

Con información, transparencia y explicación de las medidas y decisiones económicas y financieras. Los ciudadanos sienten interés por esos temas cuando perciben que les afectan directamente. Y cada vez son más los temas económicos que nos afectan: los salarios, los impuestos, los tipos de interés, las condiciones de los créditos, las hipotecas, el consumo, el ahorro…..De todo eso hay que disponer de información clara y completa.

¿Le falta sociología a las finanzas?

Creo que sí y en varios sentidos. Las finanzas se han convertido casi en una especie de gran casino que premia las apuestas más audaces y los apostantes más atrevidos sin tener en cuenta sus consecuencias sociales. Y, en cambio, la economía y las finanzas no deberían olvidar nunca que no son sólo una técnica sino una ciencia social, que son un instrumento al servicio de la sociedad, del crecimiento y del bienestar. Yo creo en una economía basada en la razón, pero que no deje de tener corazón.

En un momento en el que el sector económico y financiero tiene tan mala fama, ¿qué se debería hacer para recuperar la confianza de los ciudadanos?

Hay que empezar por explicar bien y por dar información completa de los procesos económicos y financieros. A eso queremos contribuir desde “Finanzas para Mortales”. Hay que transmitir que hay consistencia en las medidas, los programas y los gobiernos y transmitir a la gente que los sacrificios que se les piden tendrán una recompensa y un final. Y hay que emitir nítidas señales de honestidad en los comportamientos, de ética en los negocios y de principios y valores en el desempeño de los procesos económicos.

¿A qué edad cree que es necesario empezar a estudiar cuestiones relacionadas con la economía?

Me parece que la educación económica y financiera debería desarrollarse desde todas las edades y en todos los niveles, obviamente adecuándolos a las características y capacidades de cada etapa educativa. ¿Por qué? Por dos razones. Por un lado, porque se trata de asuntos que afectan a nuestra vida cotidiana, aunque de manera muy diferente en cada momento y la educación debiera tener eso muy en cuenta para adecuar las enseñanzas a las necesidades que cada persona percibe más directamente en cada fase de su desarrollo. Y por otro lado, porque la educación es un proceso acumulativo en que los resultados de cada etapa se basan en los de la anterior etapa y por eso hay que empezar desde el principio.

¿Cree que se podrá hacer que la gente se interese por la economía en los tiempos tan difíciles que corren? ¿No piensa que la gente está cansada de escuchar malas noticias al respecto?

La economía es habitualmente árida y casi una ciencia triste porque suele darnos malas noticias. Pero el efecto de la crisis es que la gente se interesa ahora más por la economía porque ve que le afecta muy directamente, porque sufre más directamente los problemas económicos. Claro, la gente está harta de escuchar malas noticias y necesita sobre todo esperanza. La gente está dispuesta a soportar sacrificios, pero necesita saber que servirán para algo y que tendrán un final.

¿Se puede conseguir que la economía sea algo atractivo para la gente y no algo inaccesible? ¿Cómo sería posible acercar el mundo financiero al público en general?

Eso es lo que tratamos de hacer en “Finanzas para Mortales”. Yo creo que la economía necesita mucha divulgación y que lo que no puede explicar como para que lo entienda el ama/o de casa es que no tiene mucha explicación. Hay que hacer la explicación de la economía y las finanzas también más didáctica y divertida, con juegos, simuladores, imágenes, ejemplos, etc.

Juan Antonio Vázquez García. Catedrático de Economía Aplicada de la Universidad de Oviedo.

¿Te ha resultado interesante? ¡Compártelo!
  • Oswaldo

    estoy investigando para hacer un proyecto por cuenta propia sobre Educación Económica ( Educación financiera) y me parece muy chevere su pagina, lo felicito Profesor