Por qué pagar por prestar dinero tiene más sentido de lo que parece

06/03/2015 | John McDermott – Financial Times Español

“Gross critica la competencia por mantener bajas las tasas de interés”, Financial Times, 2 de marzo.

Me agrada que alguien lo haya dicho.
¿Decir qué?

Que las tasas de interés se han vuelto locas. Bill Gross fue puntual esta semana: “Ni siquiera `gachas finas` se ofrecen a nuestros modernos inversores-Oliver Twist.”
Siempre me agrada cuando un multimillonario negociante en bonos utiliza una metáfora victoriana sobre orfanatos.

Incluso si escribe como si estuviera intentando perder una competición de Reader’s Digest no significa que esté equivocado.
Te doy la razón. Las tasas de interés están muy bajas, en algunos casos son negativas.

No creí que fueran posibles tasas de interés negativas.
No sólo son posibles sino que, en algunas partes de Europa, ahora son lo común. El Banco Central Europeo (BCE) paga -0,2 por ciento por los depósitos. Dinamarca y Suiza también tienen tasas de depósito negativas. La tasa de interés de referencia de Suecia es -0,1 por ciento. Alemania ha vendido deuda a cinco años con rendimientos negativos.

¿Por qué querría alguien pagar por prestarle al estado? Tendría más sentido tomar el efectivo y ponerlo en una caja o bajo la cama.
Bueno, en parte se debe simplemente a la oferta y la demanda.

Es como si tú me proporcionas el dinero y yo te pido que me pagues por ello.
Como en economía de primero. Los valores seguros – los de verdad, no del tipo valores respaldados por hipotecas calificados con AAA – son más escasos de lo que solían ser. Por ejemplo, para la molestia de muchos en el resto de Europa, Alemania tiene un superávit así que no emite mucha deuda.

Y la gente quiere comprar deuda alemana, no griega.
Sí, o por lo menos la gente está deseosa de pagar más por el privilegio de poseer bonos alemanes, incluso si ahora tienen que pagar tanto que parece peor que si mantuvieran su dinero en efectivo.

Tiene sentido ganar menos por tener bonos alemanes que por tener bonos griegos, ¿pero por qué aceptar ganar menos que nada?
Muchos inversores no ganarán “menos que nada”.

¿Cómo?
Algunos apuestan por una deflación mayor. Mientras que la inflación sea más baja que el rendimiento de un bono, recibirán un retorno “real” – incluso si los precios al consumidor y los rendimientos son negativos.

La eurozona experimenta deflación.
Cierto, es la razón por la que el BCE está por empezar la flexibilización cuantitativa. Algunos inversores apuestan que, cuando lo haga, terminará bajando los rendimientos de los bonos, y los podrán vender para obtener una ganancia neta.

¿Entonces por qué se queja Gross?
En ocasiones es difícil decirlo pero seamos amables y admitamos que nadie sabe realmente lo que está sucediendo en este mundo negativo.

¿Ni siquiera los economistas?
Muchos solían creer en el “límite inferior igual a cero”; en otras palabras, que no era posible para un banco central optar por tasas negativas porque los banqueros y los clientes minoristas retirarían su dinero en metálico.

¿No ha sucedido eso?
Por lo menos no de la manera en que la gente temía. El euro ha caído frente al dólar estadounidense desde que el BCE introdujo tasas negativas el año pasado, lo que sugiere que el capital ha sido retirado de la eurozona, pero los temores de retiradas masivas de efectivo no han tenido sustento.

No es tan fácil como entrar en un banco en Suiza y retirar grandes cantidades de efectivo.
¿Has oído lo del HSBC?

Eso fue hace mucho tiempo.
Quizás.

De cualquier manera, debe haber algunos asuntos prácticos.
Sí, algunos fondos de inversión tienen reglas acerca de la mezcla de valores que necesitan mantener. Si tienes que mantener bonos gubernamentales seguros, tendrías que mantenerlos incluso si sus rendimientos son negativos.

¿Qué más?
También cuesta mantener el dinero. Hay costes por seguros y almacenamiento, y las montañas de dinero de las empresas privadas no están respaldadas por el estado de la misma manera que los depósitos de los clientes minoristas.

¿Pero no es el objetivo final de las tasas de interés negativas hacer que la gente lleve su dinero a otra parte?
Diferentes bancos centrales tienen diferentes objetivos pero el BCE quiere que los bancos presten en lugar de guardar el dinero, y que los individuos gasten en lugar de ahorrar su dinero.

¿Y cómo va esto?
Los préstamos a las empresas no financieras de la eurozona estuvieron a la baja durante los primeros seis meses después de la introducción de las tasas negativas. Pero esta semana Mario Draghi, el presidente del BCE, dijo que la confianza se estaba recuperando de nuevo, aunque esto tenía más que ver con la flexibilización cuantitativa que con las tasas negativas para los depósitos.

¿Y el consumo?
Hasta ahora cualquier impacto ha sido pequeño. Esto se debe en parte a los temores acerca de la deflación y el lento crecimiento pero también porque los bancos no han pasado directamente las tasas negativas a sus clientes.

Pensamos que las tasas negativas causarían el caos y ahora pensamos que no están haciendo lo suficiente.
Es por esto que algunos economistas creen que las tasas de interés deberían bajar aún más.

Será entonces cuando el límite de esta política finalmente se alcance.
Sí. Como se dio cuenta Oliver Twist, puedes pedir más pero no siempre te lo darán.

Why paying to lend money is not as mad as it sounds

03/06/2015 | John McDermott – Financial Times English

“Gross criticises race to keep interest rates low” Financial Times, March 2

I’m glad someone said it.
Said what?

That interest rates have gone mad. Bill Gross was spot on this week: “Not even ‘thin gruel’ is being offered to our modern day Oliver Twist investor.”
I always enjoy it when a hokey billionaire bond trader draws on Victorian orphanages for a metaphor.

Even if he writes as if he’s trying to lose a Reader’s Digest competition, that doesn’t mean he’s wrong.
I’ll grant you that much. interests rates are very low, in some cases negative.

I didn’t think negative interest rates were possible.
They’re not only possible but, in parts of Europe, they’re now common. The European Central Bank pays -0.2 per cent for deposits. Denmark and Switzerland also have negative deposit rates. Sweden’s benchmark interest rate is -0.1 per cent. Germany has sold five-year debt with negative yields.

Why would anyone want to pay to lend to the state? It would make more sense to take the cash and put it in a box or underneath the bed.
Well, it’s partly down to simple supply and demand.

As in you supply me with the money and I demand that you pay me for it.
As in basic economics. Safe assets – real ones, not the (-rated mortgage-backed securities kind – are rarer than they used to be. For example, much to the annoyance of many in the rest of Europe, Germany runs a surplus so it doesn’t issue much debt.

And people want to buy German debt, not Greek.
Yes, or at least people are willing to pay more for the privilege of owning German bonds, even if they now have to pay so much they appear worse off than they would be if they held cash.

It makes sense to earn less on German bonds than Greek – but why accept earning less than nothing?
Plenty of investors won’t earn “less than nothing”.

How so?
Some are betting on further deflation. So long as inflation is lower than the yield on a bond, then they receive a “real” return – even if consumer prices and yields are both negative.

The eurozone is experiencing deflation.
Right, which is a reason why the ECB is about to begin quantitative easing. Some investors are betting that, when it does, it will end up driving yields on bonds even lower, and they can sell them to make a net gain.

So what is Gross moaning about then?
It’s hard to tell sometimes but let’s be charitable and admit that no one really knows what is going on in this negative world.

Not even economists?
Many used to believe in the “zero lower bound”; in other words, that it wasn’t possible for a central bank to opt for negative rates because bankers and retail customers would withdraw their cash instead.

That hasn’t happened?
Not in the way that people feared, at least. The euro has fallen against the US dollar since the ECB introduced negative rates last year, suggesting that capital has been withdrawn from the eurozone, but fears of bank runs have proved hollow.

It’s not as if it’s easy to just walk into a bank in Switzerland and take out huge blocks of cash.
Have you heard of HSBC?

That was a long time ago.
Perhaps.

Either way, there must be some practical issues.
Yes. Some investment funds have rules about the mix of assets they need to hold. If you have to hold safe government bonds, you may keep them even if their yields are negative.

What else?
It also costs money to hold money. There are storage and insurance costs, and companies‘ cash piles aren’t backed by the state in the same way as smaller customer deposits.

But isn’t the point of negative rates ultimately to nudge people into moving their money elsewhere?
Different central banks have different aims but the ECB wants banks to lend rather than hold cash, and individuals to spend rather than to save their money.

How’s that going, then?
Lending to eurozone non-financial companies was down in the six months after the negative rate came in. But this week Mario Draghi, ECB president, said that confidence was growing again, though this has more to do with imminent QE than the negative deposit rates.

And consumption?
Any impact so far has been small. This is partly due to worries about deflation and slow growth but it is also because banks haven’t directly passed on negative rates to their customers.

We thought that negative rates would cause chaos and now we think they aren’t doing enough.
This is why some economists think interest rates should go even lower.

But then the policy’s limit may finally be reached.
Yes. As Oliver Twist realised, you can ask for more but you won’t always get it.

Copyright &copy “The Financial Times Limited“.
“FT” and “Financial Times” are trade marks of “The Financial Times Limited”.
Translation for Finanzas para Mortales with the authorization of “Financial Times”.
Copyright &copy “The Financial Times Limited“.
“FT” and “Financial Times” are trade marks of “The Financial Times Limited”.
¿Te ha resultado interesante? ¡Compártelo!