¿Puedo fraccionar el pago si la declaración me sale a pagar?

Cuando la Declaración de la Renta sale a pagar y el contribuyente tiene que ingresar dinero a Hacienda, la normativa del IRPF le permite la posibilidad de hacerlo en un solo pagado o de fraccionar la cuota en dos.

En caso de que se escoja abonarlo en dos partes, el primer pago deberá ser del 60% del importe total y se efectuará en el momento de presentar al declaración pudiéndose hacer en efectivo, por cargo en cuenta o mediante domiciliación bancaria.

El segundo pago será del 40% restante y el contribuyente podrá efectuarlo hasta el 6 de noviembre de 2017 siempre que la declaración se presente dentro de plazo establecido y no se trate del pago correspondiente a una declaración complementaria.

La elección del pago fraccionado puede hacerse al cumplimentar el documento de la declaración, en el documento de ingreso o en la devolución.

Fuente: Europa Press (19 abril 2018)

¿Te ha resultado interesante? ¡Compártelo!