¿Qué diferencias hay entre un préstamo y un crédito?

Aunque muchos piensen que préstamo y crédito son lo mismo, existen unas diferencias claras que hay que tener en cuenta a la hora de escoger entre uno de los dos.

1. Finalidad: en función de para qué se va a utilizar

  • Los préstamos se utilizan en la compra de bienes de larga duración, como por ejemplo viviendas, coches. Además en estos casos se conoce el precio exacto de compra.
  • Los créditos permiten cubrir “pequeños agujeros de liquidez“, pero no se sabe cuándo pueden ocurrir ni por qué importe.

2. Disponibilidad: dependiendo de si se trata de una cantidad fija o “variable”

  • Los préstamos ponen a disposición del cliente una cantidad fija de dinero.
  • En los créditos, sin embargo, se ofrece al cliente una cantidad máxima de dinero. El cliente sólo pagará intereses por la cantidad de dinero que haya utilizado.

3. Duración: en relación al periodo durante el que se va a usar el dinero

  • Los préstamos normalmente son operaciones a medio y largo plazo.
  • Los créditos se refieren a plazos más cortos.

4. Renovación

  • Los préstamos no permiten renovación.
  • Los créditos, por diferencia, suelen renovarse anualmente.

5. Tipo de interés

  • Los intereses de los préstamos suelen se más bajos que los de los créditos, pero tienen un periodo de amortización más largo.
  • En los créditos tienen un tipo de interés más bajo y un periodo de amortización más breve.

6. Devolución: en función del dinero que se tiene que devolver

  • En los préstamos, el cliente tiene que devolver todo el dinero prestado, más los intereses, más los gastos de la propia operación.
  • En los créditos, sólo devolverá el dinero que ha utilizado, más los intereses y gastos correspondientes.
¿Te ha resultado interesante? ¡Compártelo!