Retrato Valentín Ruiz Senén

José Gutiérrez Solana (Madrid, 1986-1945)

Retrato de Valentín Ruiz Senén, hacia 1934.

Óleo/lienzo
200 x145 cm

Es el retrato de un empresario y financiero español, vinculado directamente con el Banco Urquijo, iinstitución responsable en buena medida del despegue industrial del país a principios de siglo. Estuvo en el Consejo de Administración de numerosas empresas nacionales, entre ellas, la Sociedad Metalúrgica Duro Felguera, en cuyo astillero se construyó el barco que llevaba su nombre: el Valentín Ruiz Senén.

A tales circunstancias aluden la maqueta de barco y el cuadro del astillero que se ven en el fondo de su retrato aludiendo a sus negocios con este recurso expresionista de pintar un cuadro dentro del cuadro.. Lo primero que llama la atención es la modernidad del asunto: un financiero capitalista de traje y corbata sentado (se va a levantar) bajo un chorro de luz fosforescente en un despacho limpio, ordenado y sobriamente decorado. Ni la clase social del modelo ni su aspecto físico ni su vestimenta ni el decorado tienen demasiado que ver con el resto de la obra de Gutiérrez-Solana, pintada o escrita.

Estamos, sin duda, ante el retrato más actual que jamás pintó el artista. Lo retrata rodeado de libros, barcos, planos, e incluso de la maqueta de la nave a la que dieron su nombre como presidente de la Naviera Arosa.

En esta obra resalta, además la imagen psicológica del retratado, en contraste con la caracterización del anonimato que gusta imprimir a sus personajes. Además es un retrato amable en comparación con las representaciones tan críticas y duras que acostumbra a realizar de sus retratados.

La colección del banco atesora uno de los conjuntos más importantes de obra del pintor José Gutiérrez Solana, uno de los artistas más singulares del arte español de la primera mitad del siglo XX.

Puede que el germen de este extraordinario conjunto se deba al común origen cántabro de su propietario y del artista (nacido realmente en Madrid pero afincado en Cantabria).

Emilio Botín Sáenz de Sautuola inicia con gran entusiasmo la colección en los años setenta, adquiriendo la obra de El bibliófilo a la que le seguirían muchas más. Su hijo, Emilio Botín, actual Presidente del Banco continuó ampliando esta colección, que forma parte de la Colección de arte Santander.

La colección abarca todo el periodo artístico del pintor y asciende a 23 obras que se encuentran repartidas entre Madrid y Santander.

¿Te ha resultado interesante? ¡Compártelo!