Una riada multicolor de dinero

Desde el 23 de junio y hasta el 2 de julio, Madrid se transforma en la capital mundial del Orgullo Gay, el WorldPride, un evento internacional que cada año, desde 1992, organiza la European Pride Organisers Association en diferentes ciudades del viejo continente con el objetivo de promover la visibilidad de todas las personas lesbianas, gais, bisexuales y transexuales (colectivo LGBT) del mundo.

Londres, Berlín, Amsterdam, Copenhague, París y Estocolmo fueron sede del Europride en la década de los 90. En el año 2000, el evento pasó a llamarse WorldPride y se celebró en Roma. A España llegó en 2007, año que supone el posicionamiento internacional definitivo del Orgullo de Madrid, siendo reconocido como el “Mejor evento gay del mundo” (Tripout Gay Travel Awards) en 2009 y 2010.

En 2012, se da un paso más y se aumenta el evento a rango internacional, celebrándose, de nuevo, en Londres. El siguiente WorldPride es éste que ahora organiza Madrid, una ciudad que lleva años festejando el Día del Orgullo Gay hasta el punto de convertirlo en una de las fiestas más emblemáticas de la capital. Además, este año conmemora el 40 aniversario de la primera manifestación del orgullo LGBT de España que se celebró en Barcelona en 1977, cuando nació el movimiento de gays, lesbianas, bisexuales y transexuales en nuestro país, inmerso en plena transición política.

En Madrid, y durante los años 80, la comunidad LGBT se fue instalando en el barrio de Chueca, una de las zonas más deprimidas del centro y que, en las décadas posteriores, se ha convertido, no sólo en el epicentro de las celebraciones del Orgullo, muestra de la reivindicación y seña de identidad de la transformación de la sociedad española, diversa y tolerante, sino en una de las millas de oro de la capital (el precio de los pisos turísticos en el barrio se ha desbocado y se calcula entre 80 y 400 euros el precio de una habitación).

No obstante, España tiene una de las legislaciones más avanzadas del mundo en lo que se refiere a la igualdad de derechos para la comunidad LGTB, fue el tercer país del mundo en reconocer el derecho de las parejas homosexuales a contraer matrimonio y el primero en poner los derechos matrimoniales para las personas del mismo sexo en pie de igualdad con los de distinto sexo.

Por todo ello, Madrid ha sido elegida este años sede del WorldPride 2017, un evento mundial que atraerá personas de todo el mundo y supondrá una fuente de ingresos importante para la ciudad.

La organización calcula que más de 2,5 millones de personas visitarán Madrid (el doble de otros años) estos días con un gasto medio de 120 euros diarios. La Confederación de Comercio de Madrid (COCEM) ha estimado que el WorldPride 2017 dejará en la ciudad entre 200 y 300 millones de euros, siendo los sectores comerciales más beneficiados el textil y de complementos, ocio nocturno y espectáculos, joyerías, peletería y calzado, electrodomésticos, floristería y alimentación.

Los hoteles no han registrado lleno total pero la ocupación roza el 90%, lo que hace pensar a las autoridades que muchos visitantes han optado por el alquiler de apartamentos. Dado que el evento durará 10 días, muchos de ellos aprovecharán para hacer turismo por toda la comunidad y alrededores. Lo que sí se ha constatado es un aumento de los precios que, en algunos casos, se han multiplicado por 3.

Además de la manifestación del orgullo que se celebrará el 1 de julio con un desfile que recorrerá las principales arterias de la ciudad -quizá la parte más visible de la celebración-, se ha organizado toda una serie de conferencias, seminarios, talleres y actividades deportivas y culturales para los que el Ayuntamiento ha destinado una partida de 3,5 millones de euros. El consistorio, las asociaciones LGBT y el sector turístico se han volcado en la celebración de este acto del que se espera que supere todos los récords hasta ahora conocidos.

Con muchas vías restringidas al tráfico en el centro y con un fuerte dispositivo de seguridad por parte de las fuerzas y cuerpos de seguridad ante posibles atentados, la Comunidad de Madrid ha puesto a disposición de los visitantes, más de 106 mil plazas hoteleras en los más de mil hoteles de la región, más de 17 mil establecimientos hosteleros, 154 destinos con vuelo directo y más de 15.500 taxis. Además, el metro funcionará 24 horas el día principal del evento, el 1 de julio.

Según estimaciones del Gobierno central, basadas en ediciones anteriores, el turismo gay deja en España unos beneficios cercanos a los 6 mil millones de euros anuales, lo que representa un 8% del total de ingresos por turismo.

Autora: Elvira Calvo (29 junio 2017)

¿Te ha resultado interesante? ¡Compártelo!