26J: ¿Cuánto nos costará la repetición de elecciones generales?

Se acerca la fecha: el 26 de junio, los españoles repetimos elecciones generales. Primer caso en la historia de nuestra democracia. Tras varios meses de negociaciones, los partidos políticos no se han puesto de acuerdo para formar gobierno. A los retrasos y gastos ocasionados, se suma ahora el coste de repetir los comicios. Pero … ¿sabemos a cuánto asciende?

Según datos del Ministerio del Interior, el 20D costó, a las arcas del Estado, un total de 130 millones de euros repartidos de la siguiente manera:

  • Correos (voto a distancia, propaganda o mailing): 48 millones.
  • Administración Pública (pago a los miembros de las mesas electorales o despliegue de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado que en diciembre fue de 28.500 policías y 46.000 guardias civiles además de los efectivos autonómicos y locales): 55,1 millones.
  • Telecomunicaciones (escrutinio y difusión de los datos): 12,8 millones.
  • Logística (impresión de papeletas, locales, cabinas, urnas, transporte de las mismas, campañas de difusión): 12,5 millones.
  • Imprevistos y contingencias: 1,5 millones.

Hay que recordar que en 2015, además, se celebraron las elecciones autonómicas y municipales del 24 de mayo que costaron al Estado 127 millones de euros, además de dos elecciones regionales (que pagan las CCAA): las andaluzas de enero que dieron la victoria a Susana Díaz (11,8 millones de euros) y las catalanas del 27 de septiembre (11,8 millones de euros). En total, casi 384 millones de euros, dinero estatal o dinero autonómico, al fin y al cabo, sale todo del mismo bolsillo: el de los ciudadanos.

Pero volvamos con los 130 millones de euros que costó el 20 de diciembre. La cifra, casi irremediablemente, será similar el 26 de junio. Dentro de esa cantidad, no se incluye la financiación a los partidos políticos, reconocida en la Constitución para garantizar la pluralidad de todas las fuerzas políticas y que, en las elecciones de diciembre, supuso un 10% más del presupuesto total.

En principio, al tratarse de una repetición, todas las formaciones políticas coincidieron en que deberían ser unas elecciones más austeras y con recortes. El problema es que ni en eso se han puesto de acuerdo: los partidos quieren ahorrar en publicidad exterior pero discrepan en el mailing. Ciudadanos, Podemos e IU (ahora Unidos Podemos) propusieron reducir el tope de gasto a 3 millones de euros, medida que hubiera afectado sobre todo al PP y al PSOE que son los que más gastaron en diciembre (entre 9 y 12 millones). Por este motivo, ambos partidos plantearon la posibilidad de rebajar al 30% lo gastado en diciembre, lo que lograrían prescindiendo de la publicidad exterior (vallas, carteles y banderas en farolas). Hasta ahí bien.

Pero en cuanto al mailing, o envío gratuito de propaganda electoral, Ciudadanos, Podemos, IU, Compromís y ERC preferían que fuera el Estado el que hiciera un envío común de papeletas y sobres electorales. pp no lo aceptó y PSOE propuso una rebaja en la subvención que otorga el Estado.

Finalmente, el Ministerio de Hacienda decidió, el 9 de mayo, mantener el mismo techo de gasto electoral que hubo en diciembre: 0,37 euros por habitante. Es decir, repetir las elecciones supone que el Estado volverá a financiar a los partidos políticos nacionales un total de 13,5 millones de euros, lo que unido a los 130 millones de gastos comunes (Correos, Administración Pública, Telecomunicaciones, Logística e Imprevistos), suma un total de 143,5 millones de euros. Esa es la cifra que, se baraja, costará repetir elecciones.

Hacienda tampoco ha modificado las ayudas o subvenciones que recibe cada partido una vez celebradas las elecciones: 21.167,64 euros por escaño obtenido (0,81 euros por cada parlamentario y 0,32 euros por cada senador).

Así pues, todo apunta a que la repetición de elecciones el 26 de junio, volverá a costar a las arcas del Estado, entre 130.000 y 180.000 euros, sin olvidar que este año habrá elecciones en dos comunidades autónomas: Galicia y País Vasco. En cualquier caso, el gasto representa una cifra que, como han recordado diversos medios de comunicación, es equiparable al presupuesto autonómico de provincias como Jaén o Castellón o lo que costaría la construcción de un hospital con 270 camas ó 43 escuelas ó 15.000 pisos de protección oficial. Visto así, da cierto escalofrío, ¿verdad?

Autora: Elvira Calvo

Disfruta de más contenido 

Actualiza tu navegador

Esta versión de tu navegador no permite visualizar correctamente la página. Para que tengas una buena experiencia y mejor seguridad, por favor descarga cualquiera de los siguientes navegadores: Chrome, Edge, Mozilla Firefox