Buenas noticias en el sector inmobiliario e hipotecario

Aún es demasiado pronto para aventurarse sobre cómo acabará el 2017 en cuanto a las transacciones de compra y venta en el mercado inmobiliario. No obstante, los principales indicadores apuntan a que el mercado se está estabilizando. El 2016 ha sido el primer ejercicio, desde el 2010, con más de 400.000 compras de viviendas, según el INE.

Hasta junio de este año, el número total de viviendas que se han vendido asciende a 235.672, lo que supone 27.390 más viviendas que el mismo periodo del año anterior. La recuperación parece evidente a pesar del incremento de precios del 6% anual, superior a la inflación prevista en España. Sin embargo, los expertos apuntan que “no se debe a una burbuja en el sector y sí a un proceso de normalización debido a la caída en el precio de la vivienda en torno a un 30% desde el 2008”.

Lo común al comprar una vivienda es contratar una hipoteca. Se suele hacer uso de los ahorros para pagar la conocida “entrada del piso”. En 2016 se firmaron un total de 280.000 hipotecas. Esta cifra queda lejos de las más de 400.000 viviendas vendidas. Las conclusiones que se pueden derivar de ello es que hay compra por parte de ciudadanos extranjeros y compra de inversores que estaban a la espera de que se diesen las condiciones propicias de mercado.

El pasado año la hipoteca media (capital prestado) subió un 2% y, sin embargo, la cuota media mensual de las hipotecas bajó un 2,7%. Un buen dato en cuanto a la exigencia de pago ya que en lo que va de año, el EURIBOR sigue en negativo. El último dato arrojado por el INE, sobre el precio medio de la hipoteca, es el de junio de este año, que con un total de 29.516 viviendas hipotecadas el precio medio fue de 116.629 euros.

Pasos a seguir para contratar una hipoteca

Recopilar información y comparar: A la hora de contratar una hipoteca se deben barajar las distintas opciones y condiciones que los bancos ofrecen. Es un proceso lento y de estudio. Normalmente para que se conceda la hipoteca se debe tener un trabajo fijo que te proporcione una solvencia de pago. No obstante, ésta no será condición suficiente ya que es común que un tercero lo tenga que avalar con otro patrimonio en caso de impago. Se recomienda que la hipoteca no supere el 30% de los ingresos netos.

Tipo fijo, variable o mixto: Actualmente es más barato contratar una hipoteca a interés variable por los tipos de interés tan bajos, sin embargo, provoca inestabilidad ya que si la situación retorna a los tipos anteriores podría aumentar la cuantía respecto al interés fijo. La otra opción es el interés mixto donde los primeros años aplican un interés fijo para después aplicar el interés variable con referencia al EURIBOR.

TAE y TIN: Es importante que siempre que se vaya a contratar un producto se haga especial hincapié en la TAE ya que incluye el tipo de interés y todos los gastos y comisiones asociadas, sin embargo, el TIN sólo informa sobre el tipo de interés y a efectos reales es menor que lo que acabarás pagando por no tener en cuenta los gastos y comisiones.

Por último, con la crisis financiera, que en España golpeó de lleno en el sector inmobiliario, la banca es muy cautelosa. La buena noticia es que los casos de impago descendieron en 2016 un 34%. Habrá que esperar unos meses para saber cómo termina el 2017 en este sector.

Autor: Daniel Moreno (18 septiembre 2017)

¿Te ha resultado interesante? ¡Compártelo!