¿Qué es una carta de presentación y cómo hacerla?

Encontrar trabajo en el momento actual es complicado. La competencia es elevada, así lo demuestran los 4.152.986 desempleados registrados en las oficinas de los servicios públicos de empleo, por lo tanto, es importante hacerse destacar entre los montones de currículos que se acumulan en los escritorios y las bandejas de entrada de los departamentos de recursos humanos de las empresas.

Puedes pensar que un buen currículum es suficiente, pero no es así. Los departamentos de selección de personal tienen más factores en cuenta, y uno de ellos es tu personalidad. Esta cualidad es difícil de transmitir en el currículum, por lo tanto es imprescindible, según el Ministerio de Empleo, adjuntar una carta de presentación, que, además, denotará tus capacidades comunicativas.

Este documento consiste en introducir brevemente tu candidatura a un puesto determinado a través de una carta en la que destaques cuáles son los puntos a tu favor de tu currículum para el puesto que se oferta.

Antiguamente estas cartas podían ser manuscritas, ya no. Olvídate de métodos tradicionales y presentarla en un folio. No debe ocupar más de una cara y es conveniente que esté escrita de una manera clara y concisa. Sin excentricidades.

El objetivo de una carta de presentación es suscitar el interés de aquel que la recibe, de manera que es importante que le dejes claro, justificadamente, que no hay otra persona mejor que tú para el puesto que solicitas.

El esquema que debes seguir es sencillo. Según Empleo, el esquema a seguir es el siguiente:
1. Encabezamiento. empresa a la que va dirigida, nombre, dirección, teléfono. Comprueba que los datos estén bien. (Margen Izquierdo)

2. Saludo. Al ser una carta, sería conveniente que fuese dirigida a una persona en concreto. Llama a la empresa previamente para asegurarte de que tienes el nombre correcto de a quién te quieres dirigir.

3. Presentación del CV. Las cartas de presentación son para venderse a uno mismo, por lo que debes destacar la parte de tu currículum en la que podría estar más interesado el empleador.

4. Referencia. Menciona el anuncio o medio por el que has obtenido la información al puesto vacante. Es posible que sea una carta espontánea y simplemente te interese trabajar en una empresa concreta. Entonces expresa el conocimiento que tengas de la empresa y explica por qué estás interesado en trabajar con ellos.

5. Motivación e idoneidad al puesto, por la cualificación y experiencia. Este es uno de los puntos más importantes de la carta. No repitas lo ya expresado en el currículum que vas a adjuntar a la carta. Aprovecha para destacar qué tienes que ofrecer y por qué eres necesario para la empresa. Cuenta tus logros anteriores, las capacidades y habilidades que te hacen mejor candidato que el resto.

6. Disponibilidad horaria y de incorporación. No te olvides de este punto.

7. Manifestar el deseo de mantener una entrevista personal. En este punto puedes permitirte ser creativo, más allá de concretar una entrevista, no descartes proponer una cita para tomar un café o una reunión.

8. Despedida (con la observación de que se llamará para obtener respuesta) y firma. Innova en la despedida, se cortés y no utilices los tópicos. También es importante que la carta esté firmada. Es un documento personal y no hay nada más único que tu firma.

9. Anexos. En caso de ser necesario, adjunta los títulos que certifiquen las capacidades y habilidades expresadas.

Fuente: Europa Press (17 de marzo de 2016)

Disfruta de más contenido 

Actualiza tu navegador

Esta versión de tu navegador no permite visualizar correctamente la página. Para que tengas una buena experiencia y mejor seguridad, por favor descarga cualquiera de los siguientes navegadores: Chrome, Edge, Mozilla Firefox