“Acto de fe” o cómo entender un extracto bancario

Todos los que somos titulares de alguna cuenta corriente estamos acostumbrados a recibir en nuestro domicilio la típica carta del banco que contiene el extracto bancario, o bien a consultarlo a través de Internet.

 

Se trata de un resumen que recoge todos los movimientos que ha tenido una cuenta durante un período de tiempo, generalmente mensual, y el saldo del que disponemos en esa cuenta en la fecha de emisión del documento.

 

Consultando el extracto podemos saber además el saldo que teníamos en el periodo anterior y el saldo medio que mantenemos en el periodo de dicho extracto y los intereses que nos ha rentado la cuenta durante este periodo.

 

Es posible que alguna vez, con tiempo, te hayas detenido a mirar el extracto de tu cuenta corriente y después de un rato hayas pensado que quizás no tenías los conocimientos suficientes para descifrar los cálculos que determinaban tu liquidación de intereses.

 

Viendo este extracto y comparándolo con el tuyo propio, será más sencillo que comprendas cómo se hallan los intereses de tu cuenta corriente, que paulatinamente van generándote una pequeña rentabilidad. Esta cantidad suele ser ínfima, pues hay que ser conscientes de que va en función de un dinero que no mantienes inmóvil en el banco, sería diferente si hablásemos de la liquidación de intereses de un depósito bancario, con cantidades de dinero mayores e inmovilizadas en un plazo fijo más o menos considerable, en lo que a tiempo se refiere.

 

En este ejemplo de extracto bancario, te aclaramos también cuál es la diferencia entre la fecha de operación y la fecha valor, qué significan las letras “H” y “D” que aparecen algunas veces junto a la cuantía del saldo, qué son los números comerciales, y en definitiva cómo se calculan y de qué manera influyen todos estos conceptos en el cálculo de los intereses a liquidar.

 

Has de tener en cuenta que nos hemos basado en un extracto bancario real cuya liquidación está calculada con interés simple y diario, a 360 días, que es como por regla general lo calculan los bancos. Estos aspectos pueden variar con respecto a la liquidación de cada cliente en función de lo reflejado en sus contratos de cuenta corriente. Sin embargo, tenemos la certeza de que por norma general, las entidades bancarias efectúan de este modo las liquidaciones de intereses de las cuentas corrientes de sus clientes.

 

Puedes visualizar la liquidación del Extracto bancario junto con todos los cálculos pinchando sobre el título del documento entrecomillado, o bien en nuestro apartado de Finanzas para Mortales > En Letra Grande > Documentos > Documentos de Gestión > Bancarios > Genérica > Extracto bancario.

¿Te ha resultado interesante? ¡Compártelo!