¿Cómo puedo ahorrar a la hora de repostar?

¿Cómo puedo ahorrar a la hora de repostar?

11/01/2013 | FxM – Nacho Sainz-Ezquerra

Siempre se habla de los elevados precios que tienen los carburantes, así como su evolución semanal. Tal es así, que diferentes medios como el blog Nada es Gratis o ABC , lo analizan.

Y la verdad es que el tema requiere de un cierto análisis. Partiendo del informe realizado por la Comisión Nacional de la Energía (CNE) en noviembre de 2012 podemos llegar a las siguientes conclusiones. En primer lugar está el llamado “efecto lunes”, pero ¿realmente qué es? A raíz de dicho informe publicado con los datos de noviembre de 2012, se observa que el precio de los carburantes sigue un cierto patrón semanal. Los lunes los carburantes reducen su precio hasta su nivel más bajo, mientras que los jueves y viernes alcanzan sus mayores precios. La caída de los lunes es más acentuada en el caso del gasóleo (2%), siendo de un 1% en la gasolina 95. Este hecho es lo que se conoce como “efecto lunes”.

Las razones a las que se puede deber esto son dos:
– Por un lado, existe la teoría de que esta bajada de precios los lunes se produce debido a una Orden del Mº de Industria que obliga a las compañías petroleras a remitir a la Unión Europea semanalmente un informe con los precios del primer día laborable de la semana, esto es los lunes. Esto provoca, en consecuencia, que al menos aparentemente los precios de los carburantes españoles ofrezcan precios bajos de cara a la opinión pública.
– Por otro, está la teoría de la oferta y la demanda. El consumo de carburantes puede aumentar con motivo de la cercanía del fin de semana. La gente realiza más desplazamientos: comidas en restaurantes, visita de familiares, uso y disfrute de las segundas residencias, etc. Por eso, al aumentar la previsión de la demanda, aumenta el precio, y disminuye los lunes al disminuir dicha demanda.

Y en función de la estación de servicio en la que se reposte, ¿se puede conseguir un mayor ahorro?

Además del día (tal y como se mencionó anteriormente), otro aspecto a tener en cuenta para poder ahorrar, es el hecho de hacer una buena elección en el tipo de estación de servicio. Tal y como aparece en el informe de la CNE, hay que saber elegir en qué estación repostamos. De esta manera, las estaciones que ofrecen un menor precio son aquellas que se encuentran en los hipermercados, siendo esta diferencia de unos 2,6 céntimos de €/litro en el caso de la gasolina y de 2,5 céntimos de €/litro por debajo de la media nacional; mientras que los combustibles más caros se sitúan en aquellas estaciones de servicio que están en las autopistas con una diferencia de 0,4 céntimos de €/litro en la gasolina y de 0,3 céntimos de €/litro en el gasóleo.

Este tipo de gasolineras de los hipermercados se incluye dentro del grupo de las gasolineras “libres” o “blancas”. Son aquellas gasolineras diferentes a las de las grandes distribuidoras como Repsol, Cepsa, etc. Estas gasolineras “libres” compran el combustible a las distribuidoras, al igual que ocurre con el resto, pero la ventaja competitiva que poseen éstas es que tienen libertad total para fijar sus precios, a diferencia de lo que ocurre con las grandes que tienen estipulados unos precios de venta al público.

Bien es cierto que este tipo de gasolineras ofrece un menor beneficio por litro de carburante vendido que las gasolineras “de las grandes compañías”. Pero la estrategia de estas cadenas consiste en obtener un menor margen pero con una mayor rotación. Aunque obtengan un menor beneficio por la venta de carburante, incentivan que los clientes vayan a repostar a sus estaciones, y de paso hagan la compra semanal en su supermercado, por lo que originan un efecto llamado “carry and trade”.

Pero, ¿esta diferencia de precios influye en la calidad de los carburantes?

Alfredo Hernández, asesor jurídico de la Confederación Española de Empresarios de Estaciones de Servicio (CEEES), afirma que: “en principio, los carburantes que se venden en cualquier estación de servicio son totalmente equiparables”.

Del mismo modo, la Compañía Logística de Hidrocarburos (grupo CLH) encargada del transporte, almacenamiento y distribución de los mismos en España afirma que el combustible básico es el mismo para todas las estaciones . Ahora bien luego, cada compañía surtidora puede añadir ciertos aditivos que modifican ligeramente los combustibles, si bien, dentro de unos parámetros controlados. Puede ocurrir, no siempre, que estos aditivos produzcan ciertas modificaciones: en la variabilidad en la fluidez del hidrocarburo, en la eficiencia energética, en la dispersión de los metales, en la oxidación, y a veces hasta en la emisión de los gases contaminantes.

¿Por qué a veces se dice que el precio del carburante en España es menor o mayor que en el resto de países?

Según la Asociación Española de Operadores de Productos Petrolíferos (AOP) no se puede aplicar una comparación entre los diversos países, ya que cada uno de ellos informa de los precios de una manera diferente. Por ejemplo, en países como Italia o Irlanda, los precios se envían después de haber aplicado los descuentos (de tarjetas de fidelización de clientes, tarjetas de prepago, etc) mientras que en el caso de España se remiten los precios sin descuento alguno.

Otro aspecto a tener en cuenta es el día en que se remiten los informes. Tal y como se ha mencionado anteriormente, en España este día es el lunes, sin embargo en Portugal y Polonia los martes, y en Finlandia y Francia los viernes.

Cabe hacer mención también que en el envío de estos informes de precios, cada país lo realiza re
specto a un precio diferente, además de los posibles descuentos que se puedan aplicar. A esto se hace referencia cuando se habla de los costes fijos por ejemplo. En algunos países se incluyen como costes fijos los impuestos, mientras que en otros se desprecia. Tampoco se tienen en cuenta los costes de transporte, financieros, de comercialización entre otros. Éstos, es evidente, que varían de unos países a otros, lo que hace que el precio final para el consumidor pueda ser muy diferente.

Y en España, ¿por qué existen diferencias de precios?

Para poder llegar a una respuesta es necesario analizar los diferentes factores que dan como resultado el precio final de los carburantes. Éste está formado por:
– El propio precio del hidrocarburo en su cotización internacional.
– El impuesto sobre los hidrocarburos, pudiendo ser éste entre 35 y 45 céntimos por litro, dependiendo de si es gasóleo o gasolina respectivamente.
– El impuesto sobre ventas minoristas de determinados hidrocarburos (IVMDH).
– El IVA.
– El llamado céntimo sanitario dependiendo de cada Comunidad Autónoma. Dicho céntimo es el causante en su mayor medida de las variaciones en los precios entre las Comunidades.

Según como afirma el RACC en su informe, al igual que ocurre con el patrón del día de la semana, los periodos de vacaciones y puentes tienen su influencia en el precio. En dicho informe se refleja como los precios aumentan varios céntimos con la cercanía de dichos periodos denominados “operaciones salida”.

En conclusión, cuando se vaya a repostar es importante tener en cuenta los diferentes factores como el día, tipo de estación de servicio, Comunidad Autónoma, etc, ya que este pequeño gesto le ahorrará unos pocos euros de manera puntual, pero en el cómputo anual pueden ser cientos de euros.

Disfruta de más contenido 

Actualiza tu navegador

Esta versión de tu navegador no permite visualizar correctamente la página. Para que tengas una buena experiencia y mejor seguridad, por favor descarga cualquiera de los siguientes navegadores: Chrome, Edge, Mozilla Firefox