¿Cómo se concede el Nobel de Economía?

El premio Nobel de Economía se instituyó para conmemorar el trescientos aniversario de la fundación del Banco de Suecia. Se concedió por primera vez en 1969 y se le denominó así en memoria de Alfred Nobel. Desde entonces y hasta 2020 se ha concedido ininterrumpidamente durante 52 años a 86 ilustres laureados.

El 10 de diciembre, aniversario de la muerte de Alfred Nobel, el rey de Suecia hace entrega en el Salón Azul del Ayuntamiento de Estocolmo de los premios en sus distintas categorías, con excepción del premio Nobel de la Paz, que se otorga en Oslo.

Para llegar hasta ahí, en el mes de octubre del año anterior, el comité Nobel solicita candidatos a unos 75 departamentos de Economía de distintas universidades de todo el mundo, entre ellas a todas las de Escandinavia. Además, cada año invita a otras seis universidades distintas para que ofrezcan su opinión. También son consultados los anteriores Nobel que sigan vivos -37en la actualidad-, así como a una serie de científicos que el comité considere que su actividad pueda estar relacionada de alguna manera con el entorno económico.

Las candidaturas recibidas, acompañadas de sus respectivas exposiciones de méritos, son estudiadas por una comisión de la Real Academia Sueca de las Ciencias, que decidirá entre ellas. El máximo de candidaturas recibidas correspondió al año 1992, donde Gary Becker tuvo que competir con otros 143 colegas. Curiosamente, el menor número de candidatos se produjo precisamente en la convocatoria de 1969, tal vez por ser la primera vez que se concedía el premio y pilló desprevenidos a los electores.

En esta ocasión solo fueron 30 los que optaron al generoso cheque, equivalente a un millón de dólares, con el que está dotado el Nobel de Economía, junto a una medalla de oro y un diploma. Cabe decir también, que su reglamento permite conceder el premio cada año a un máximo de tres personas, aunque en el caso de ser más de uno los premiados, el dinero debe ser repartido entre ellos a partes iguales.

Todo lo relativo a la concesión debe permanecer en secreto hasta que hayan transcurrido cincuenta años, así como la curiosa y tal vez ingenua disposición de que ninguno de los consultados puede proponerse a sí mismo. Pasados ya esos cincuenta años, escribí al comité Nobel para que nos diese a conocer el nombre de esos 28 economistas que compitieron con Ragnar Frisch y con Jan Tinbergen en aquella primera elección. Así empezaríamos a conocer a todos aquellos profesionales que se quedaron con la miel en los labios y que sin duda también serían merecedores de saborear las mieles del triunfo.

Me respondieron muy amablemente, que en el caso del de Economía se había decidido recientemente mantener indefinidamente en secreto el nombre de los candidatos no elegidos. Una pena; aunque estoy seguro de que en esa relación se encontrarían algunos de los que lo consiguieron más tarde, como es el caso de Paul Samuelson, que lo recibió al año siguiente.

Para conocer un poco más a fondo sobre cada uno de los galardonados recuerda que puedes consultarlo todo en el libro ‘Una corona de laurel naranja’ o entrando al siguiente blog.

José Carlos Gómez Borrero

Disfruta de más contenido 

Actualiza tu navegador

Esta versión de tu navegador no permite visualizar correctamente la página. Para que tengas una buena experiencia y mejor seguridad, por favor descarga cualquiera de los siguientes navegadores: Chrome, Edge, Mozilla Firefox