Conocimientos financieros básicos para empezar a emprender

¿Quieres pasar de la idea al negocio e ir a la siguiente etapa? Consejos para conseguir financiación

No es fácil, igual hasta te parece imposible, pero si realmente crees que tu proyecto es viable, ¡que no te pare la escasez de recursos!

Desde Finanzas para Mortales te ofrecemos algunos consejos que pueden ser útiles en esos primeros pasos:

1. Empieza como autónomo

Para empezar a legalizar tu empresa, quizás lo mejor es empezar siendo autónomo, con una tarifa plana, y además, consulta en tu ayuntamiento o comunidad por si ofrecen bonificaciones adicionales. Consulta asimismo todas las ayudas que se ofrecen ahora en las administraciones locales y autonómicas para la puesta en marcha de las páginas web e inicio general del negocio.

2. La planificación es clave

Es muy importante que dediques un tiempo a hacer números ahora, en el momento inicial. Una buena planificación  va a ser una de las claves de tu éxito. Toma nota:

¿Qué tipo de negocio vas a montar?

Estudia bien el tipo de negocio de que se trata, si vas a tener que realizar una inversión inicial, si tienes algunos costes fijos (alquiler de local, compra de maquinaria), o por el contrario son todo costes variables.

Haz el Plan de Tesorería

A veces se nos olvida al principio, pero haz un Plan de Tesorería, en un sencillo Excel puedes hacerlo. Es vital saber qué tienes que pagar y qué tienes que cobrar en el futuro, sobre todo ese primer año. Controlar la tesorería evita desfases que hacen desequilibrar el negocio… y sobre todo… harás que los proveedores y esos primeros momentos te den buena reputación en el entorno.

3. ¿Qué tipo de financiación es la mejor para tu negocio?

A. Bancaria tradicional

Por un lado tienes la financiación bancaria tradicional, muy necesaria para las transacciones iniciales de cobros y pagos; préstamos para inversiones iniciales, o una línea de crédito para circulante son habituales en el desarrollo inicial de la empresa… en este sentido, seguro que pueden ayudarte en esos momentos las Sociedades de Garantía Recíproca, muy orientadas a estos proyectos. Si tu idea tiene un componente tecnológico avanzado o carácter internacional, no olvides consultar a organismos especializados como ENISA sobre todo.

B. Venture Capital o Business Angels

Además, ya están muy presentes en España las fuentes de financiación alternativa, Venture Capital, los Business Angels, son conocidos como la financiación informal y apuestan por apoyan los buenos proyectos de inversión.

C. ¿Y las redes sociales? ¿nos pueden ayudar a financiar nuestro proyecto?

Claro que si. Atento a la figura del Crowdfunding o del Crowdlending.  Son formas de financiación e intercambio que unen a través de internet a los emprendedores y a los financiadores. Debes comprobar que la plataforma a la que acudes está registrada en la Comisión Nacional del Mercado de Valore y adelante.

Casi todas funcionan de manera similar. Te das de alta en la plataforma, envías tu proyecto, estableces las necesidades de financiación y decides si quieres captar accionistas (crowdfunding), o lo que quieres es obtener un préstamo, que llega a partir de las micro-aportaciones de aquellos que estén interesados (crowdlending).

La plataforma expone tu idea durante un tiempo, alrededor de dos meses. Transcurrido ese plazo te ingresarán el dinero recaudado, exceptuando la comisión por el servicio de intermediación realizado.

En definitiva, Mortal, tienes una gran idea, pero es importante gestionarla. Dedica una parte de tiempo a tener los mínimos conocimientos de economía y finanzas para entender las cuentas de tu empresa, hablar con los interlocutores financieros, la fiscalidad que afecta a tu negocio… y no olvides asesorarte bien antes de hacer cualquier movimiento

Disfruta de más contenido 

Actualiza tu navegador

Esta versión de tu navegador no permite visualizar correctamente la página. Para que tengas una buena experiencia y mejor seguridad, por favor descarga cualquiera de los siguientes navegadores: Chrome, Edge, Mozilla Firefox