¿Deben nuestros hijos aprender educación financiera?

La educación financiera es una disciplina que te permite comprender cómo funciona el dinero en un país, a nivel familiar o individual. Te ayuda a gestionar tus finanzas y te garantiza una buena calidad de vida.

Es la herramienta perfecta para adquirir una estabilidad económica, evitar momentos de tensión o incluso endeudarte. Es importante manejar los conceptos básicos, para poder llevarlos a la práctica en tu día a día. Conocerlos puede cambiar la calidad de vida de cualquier persona.

¿Por qué enseñar a nuestros peques los conocimientos básicos en finanzas?

Es importante que los niños entiendan que el dinero cuesta ganarlo. Como padres, no es estrictamente necesario tener grandes conocimientos sobre finanzas, simplemente enseñarles mediante la práctica diaria que no se puede vivir por encima de las posibilidades de cada uno. No hace falta esperar a que tus hijos sean adolescentes, de hecho, los peques son como esponjas perfectas para aprender hábitos de consumo y ahorro. Nuestra manera de actuar, influye en los niños, somos el ejemplo a seguir, hay que tener en cuenta nuestro comportamiento.

Es necesario que aprendan a consumir de manera responsable. Puede resultar interesante realizar un planning de la economía familiar, donde puedan ver alguno de los gastos que hay en casa, cuánto cuesta por ejemplo ir a hacer la compra cada semana. Esto son cosas básicas que hará que tu peque vaya comprendiendo el valor de las cosas.

¿Cómo enseñar finanzas a los niños?

Si decides darle una paga semanal para que comience a gestionar sus gastos también sería conveniente realizar un planning económico individual donde aparezca el dinero que obtendrá a la semana, el peque podrá apuntar en qué cosas se lo quiere gastar. De esta forma, aprenderá a ahorrar si su objetivo es comprarse algo más caro de lo que puede permitirse esa semana.

Nunca está de más que tengan una hucha donde ellos mismos puedan meter, por ejemplo, el 10% de las pagas semanales. Esto supondrá que sin darse a penas cuenta, estén ahorrando, y si algún día necesitan dinero, cuenten con ello. Ahí también aprenderán la importancia de ahorrar una parte de lo que ganan.

Una de las formas de enseñarles es, como no, jugando, es la mejor forma de captar su atención. Puedes jugar con ellos de manera tradicional al “Supermercado”. El peque deberá hacer la lista de la compra, cada producto tendrá un precio y se pondrá un presupuesto límite, él valorará que puede comprar y qué no.

Por otro lado, están los videojuegos, un ejemplo interactivo puede ser Animal Crossing, es una simulación de vida donde los niños aprenderán a gestionar su parcela como administradores, comprarán y obtendrán recursos relacionándose con habitantes del pueblo. Nuestro consejo es jugar siempre con ellos.

Más allá de la parte lúdica, otra manera de enseñarles es a través de la lectura. Leerles por la noche algún capitulo, les ayudará a ir entendiendo poco a poco el vocabulario básico de las finanzas y a tener una relación sana con el dinero. Algún ejemplo, Mon y Nedita. Mi primer libro de Economía es un libro con muchas sorpresas para los más pequeños. Si tu hijo tiene una edad algo más avanzada Mi primer libro de economía, ahorro e inversión es una buena opción, aprenderá a ser un gran inversor descifrando los enigmas.

Este aprendizaje, evitará que los niños convertidos ya en adultos, cometan errores en la gestión de sus finanzas. En un futuro contarán con un sueldo al mes que deberán de saber administrarlo para que además de suplir los gastos, consigan ahorrar una parte.

Es muy común pensar, que la educación financiera, es algo que se aprende con la edad y el transcurso del tiempo, pero esto queda lejos de la realidad, es fundamental que los niños vayan adquiriendo el vocabulario básico, ya más tarde, irán profundizando en base a sus necesidades.

Disfruta de más contenido 

Actualiza tu navegador

Esta versión de tu navegador no permite visualizar correctamente la página. Para que tengas una buena experiencia y mejor seguridad, por favor descarga cualquiera de los siguientes navegadores: Chrome, Edge, Mozilla Firefox