¿Qué tipos de recuperación económica existen?

Mucho se está hablando de una nueva crisis económica y de la posterior recuperación que tendrá el país. El crecimiento necesario para que esa recuperación comience depende de muchos factores, por ejemplo: el motivo de la crisis, el nivel hasta el que se haya caído la economía, las medidas que se tomen para paliarla, el tiempo que se prolongue…

De estos factores, se distinguen diferentes tipos de recuperación. A continuación, conoceréis sus principales características:

RECUPERACIÓN EN “V”
Simboliza la mejor de las opciones para salir de una crisis con una caída muy marcada. Una vez se toca fondo, comienza el crecimiento económico con un ritmo de ascenso parecido al que se sufrió durante la caída.
Otras de las variantes es que cuando ya se está percibiendo la recuperación existe una recaída, pero procedida de nuevo del ascenso, dándose así una versión de esta recuperación en W.

RECUPERACIÓN EN “U”
Va precedida de una drástica caída, un tiempo de crisis considerable (no demasiado largo), y una rápida recuperación, prácticamente tan rápida como la recesión. Podríamos catalogarla como una de las opciones, junto con la V, más optimistas de cara a una recuperación, puesto que el momento más profundo se mantendría durante unos meses hasta comenzar la recuperación.

RECUPERACIÓN EN “??»
Tras la caía nos podemos encontrar con una recuperación más alargada en el tiempo, por lo que la crisis también será más dura.
Es habitual que retomar la normalidad y los niveles de vida anteriores tras una crisis lleve un tiempo y, en muchos casos, es inevitable que este supere al de la recesión.
Lo importante es percibir un crecimiento firme, aunque en ocasiones más lento de lo deseado.

RECUPERACIÓN EN “L”
Esta representa una crisis más prolongada en el tiempo que las anteriores. Tras un descenso marcado no se percibe la salida de la crisis. Los datos no mejoran y durante tiempo no se percibe recuperación.
Desde luego, es la opción menos alentadora y requiere un panorama negativo generalizado.

La pregunta sobre cuál de ellas viviremos está aún por responder y eso solo lo sabremos con el tiempo.