El auge del gas natural ayuda a los fabricantes mexicanos

El auge del gas natural ayuda a los fabricantes mexicanos

22/12/2015 | Steve Johnson (Financial Times) – Financial Times Español

A pesar de ser un importante productor de petróleo, México siempre se ha visto restringido por los altos precios de la energía, los cuales son poco competitivos.

Pero la salvación puede estar cerca, en forma de energía importada, la cual le daría un gran impulso al sector manufacturero del país latinoamericano.

Las tarifas eléctricas del pasado año para los clientes industriales fueron un 47 por ciento más altas en México que en EEUU. Este año la prima se ha reducido a sólo el 29 por ciento, y se espera que la brecha se cierre aún más en los próximos años, con potenciales consecuencias de gran repercusión.

«Tenemos unos costes laborales muy bajos, muy bajos costes de transporte hacia EEUU, y una frontera que, si de mercancías se trata, no existe, ya que estamos en el Tratado de Libre Comercio de América del Norte», dice Pedro Balcão-Reis, director de investigación para México en Santander.

«El talón de Aquiles en términos de competitividad de la industria eran los costes de la energía y la reforma energética ya está abordando eso».

La medida más famosa de las reformas energéticas de México, impulsadas por el presidente Enrique Peña Nieto en 2013, fue la eliminación de un monopolio estatal de 76 años en la producción de energía.

Pero, al reducir la burocracia y abrirle la puerta a una mayor inversión del sector privado, las reformas también turbocargaron la construcción de gaseoductos que traen gas natural barato — fruto del auge del esquisto estadounidense — desde Texas.

Según Carlos Capistrán, economista jefe para México en Bank of America Merrill Lynch, en la actualidad hay 14 proyectos de gaseoductos, con un coste de 7,4 mil millones de dólares y una longitud total de 2.360 millas, previstos o en ejecución.

Estos gasoductos ya están teniendo un efecto, pues las exportaciones estadounidenses de gas natural hacia México han aumentado drásticamente hasta los 3 mil millones de pies cúbicos al día, una cifra que el Sr. Capistrán pronostica aumentará en otros 0,6 millones de pies cúbicos en 2016 conforme se ponga en marcha la segunda fase del proyecto del gaseoducto Ramones, el mayor proyecto de infraestructura de energía en México en 40 años.

La CFE, la compañía pública de electricidad de México, ha ido sustituyendo gradualmente el gasóleo más caro por este gas natural, reduciendo así las tarifas de electricidad en un 15 por ciento en el año hasta septiembre, según el Sr. Capistrán.

Los grandes fabricantes se han beneficiado aún más, pues las tarifas de las empresas medianas han disminuido un 22 por ciento este año y las de las grandes empresas un 26 por ciento.

Esta fuerte disminución de los precios de la energía probablemente tendrá varias repercusiones. «Los precios más bajos de la electricidad y del gas natural confirman nuestra opinión de que el sector industrial seguirá siendo el motor del crecimiento, que la inflación se mantendrá bajo control y que el banco central tiene espacio para aumentar las tasas de interés menos que la Reserva Federal de EEUU en 2016″, dice el Sr. Capistrán.

En términos industriales, se refiere a un informe reciente del FMI que encontró que una disminución de desviación estándar de un 1 en los precios de la electricidad generalmente provocaba un aumento del 2,8 por ciento de la producción industrial.

La disminución de las tarifas para las compañías medianas en el año 2015 es un evento de desviación estándar del 1,2, lo cual potencialmente marca el comienzo de un aumento del 3,2 por ciento de la producción industrial y un aumento del 0,5 por ciento del producto interior bruto, dice.

El Sr. Balcão-Reis cree que los precios mexicanos de la energía están a punto de bajar aún más hacia los niveles estadounidenses, especialmente porque algunos fabricantes pronto tendrán acceso al gas natural de sus propios gaseoductos, lo que les permitiría producir su propia electricidad.

Considera a la industria automovilística un beneficiario obvio, y Ford y Toyota se encuentran entre los que han anunciado proyectos por más de 1.000 millones de dólares en México este año.

«Hace cinco años producíamos 2 millones de automóviles, el año pasado la cifra fue superior a los 3 millones. Creemos que será superior a los 5 millones de automóviles en cinco años, según los proyectos anunciados hasta ahora», dice.

Es probable que entre otros beneficiarios se incluyan la industria aeroespacial y los fabricantes de televisores de pantalla plana, de los cuales México es ya el segundo mayor exportador del mundo.

La disminución de los precios de la electricidad, junto con una disminución del 18 por ciento de los precios de telecomunicaciones como parte de una reforma separada ha comenzado a tener un impacto, ayudando a reducir la inflación de los precios al consumidor hasta sólo el 2,2 por ciento, su nivel más bajo en al menos 40 años.

Dado que el banco central tiene como objetivo una tasa de inflación del 3 por ciento, esto potencialmente le da suficie
nte alcance como para no moverse a la par de la Reserva Federal,
aunque sí optó por aumentar su tasa referencial en 25 puntos básicos hasta el 3,25 por ciento a raíz del aumento de la tasa estadounidense de la semana pasada, con el propósito de proteger al peso, el cual ha caído un 13,7 por ciento frente al dólar este año.

En general, el Sr. Balcão-Reis se muestra optimista en cuanto a las perspectivas a mediano plazo del país, pues el crecimiento económico probablemente alcanzará un 2,4 por ciento este año y un 2,8 por ciento en 2016 (según los pronósticos publicados por Consensus Economics) en un momento de turbulencia en otras partes de América Latina y en los mercados emergentes en general.

«Si tenemos en cuenta que éste es el año de la caída del precio del petróleo y que empezamos el año con disminuciones de la producción de petróleo… es una noticia muy positiva», dice. «Es muy diferente a la situación de algunos otros países latinoamericanos, como Brasil».

 

Natural gas surge helps Mexico manufacturers

12/22/2015 | Steve Johnson (Financial Times) – Financial Times English

Despite being a major oil producer, Mexico has long been held back by uncompetitively high energy prices.

But salvation may be at hand, in the form of imported energy, providing a major boost to the Latin American country’s manufacturing sector.

As the first chart shows, last year electricity tariffs for industrial users were 47 per cent higher in Mexico than in the US. This year the premium has fallen to just 29 per cent, with the gap expected to narrow further still in the years ahead, with potentially far-reaching consequences.

“We have very low labour costs, very low transportation costs to the US, a border that as far as goods go does not exist, as we are in NAFTA (the North American Free Trade Agreement),” says Pedro Balcão-Reis, head of research for Mexico at Santander.

“The Achilles heel in terms of competitiveness of industry was energy costs and that is being tackled by energy reform.”

The headline measure of Mexico’s energy reforms, pushed through by President Enrique Peña Nieto in 2013, was the scrapping of a 76-year state monopoly in energy production.

But, by cutting red tape and opening the door to greater private sector investment, the reforms also turbocharged the construction of pipelines bringing cheap natural gas — the fruit of the US shale boom — from Texas.

According to Carlos Capistran, chief Mexico economist at Bank of America Merrill Lynch, there are now 14 pipeline projects, costing $7.4bn and running for 2,360 miles, under way or planned.

These pipelines are already having an effect, with US natural gas exports to Mexico having jumped sharply to 3bn cubic feet a day, a figure Mr Capistran forecasts will rise by another 0.6 bcf in 2016 as the second phase of the Ramones pipeline project, Mexico’s biggest energy infrastructure development for 40 years, comes on stream.

CFE, Mexico’s public electricity utility, has gradually been substituting this natural gas for more expensive fuel oil, bringing down electricity tariffs by 15 per cent in the year to September, according to Mr Capistran.

Big manufacturers have benefited still more, with tariffs for medium-sized businesses down 22 per cent this year and those for large companies down 26 per cent.

This sharp drop in energy prices is likely to have several repercussions. “Lower electricity price and cheaper natural gas support our views that the manufacturing sector will continue to be the engine of growth, that inflation will remain under control and that the central bank has room to hike less than the (US) Federal Reserve in 2016,” says Mr Capistran.

In terms of manufacturing, he cites a recent IMF paper that found a one standard deviation cut in electricity prices typically led to a 2.8 per cent rise in industrial output.

The drop in tariffs for medium-sized companies in 2015 is a 1.2 standard deviation event, potentially ushering in a 3.2 per cent rise in manufacturing output and a 0.5 per cent rise in gross domestic product, he says.

Mr Balcão-Reis believes Mexican energy prices are poised to fall further towards US levels, particularly as some manufacturers will soon have access to natural gas from their own pipelines, allowing them to produce their own electricity.

He sees the car industry as an obvious beneficiary, with Ford and Toyota among those to have announced $1bn-plus projects in Mexico this year.

“Five years ago we produced 2m cars, last year it was over 3m. We believe it will pass 5m cars in five years, going by the projects announced so far,” he says.

Other beneficiaries are likely to include aerospace and manufacturers of flat screen TVs, of which Mexico is already the world’s second-largest exporter.

The fall in electricity prices, allied to an 18 per cent slide in telecoms prices as a separate reform aimed at increasing competition has started to be felt, has helped push consumer price inflation down to just 2.2 per cent, its lowest level for at least 40 years.

With the central bank targeting an inflation rate of 3 per cent, this potentially gives it scope not to move in lockstep with the FED, although it did opt to raise its benchmark rate by 25 basis points to 3.25 per cent in the wake of last week’s US rate rise, in order to protect the peso, which has fallen 13.7 per cent against the greenback this year.

Overall, he is optimistic about the country’s medium-term outlook, with economic growth likely to hit 2.4 per cent this year and 2.8 per cent in 2016, according to forecasts published by Consensus Economics, at a time of turmoil elsewhere in Latin America and the wider emerging markets.

“If you think, this is the year of the collapse in oil prices and that we started the year with falls in oil production, and think how good things are now. “It’s very different from some other countries in Latam, such as Brazil.”

Copyright &copy «The Financial Times Limited«.
«FT» and «Financial Times» are trade marks of «The Financial Times Limited».
Translation for Finanzas para Mortales with the authorization of «Financial Times».
  Copyright &copy «The Financial Times Limited«.
«FT» and «Financial Times» are trade marks of «The Financial Times Limited».

Disfruta de más contenido 

Actualiza tu navegador

Esta versión de tu navegador no permite visualizar correctamente la página. Para que tengas una buena experiencia y mejor seguridad, por favor descarga cualquiera de los siguientes navegadores: Chrome, Edge, Mozilla Firefox