El impacto en la economía de Halloween

El impacto en la economía de Halloween

31/10/2014 | Evan Brock Gray

Parece que la fiesta de Halloween se va asentando como una tradición en España. Es más, parece que la fiesta está en auge tanto entre los más jóvenes como los adultos.

Una fiesta del consumo
La Asociación Nacional de Empresarios por la Calidad del Ocio dice que «se ha convertido en un auténtico boom» y habla incluso de «un segundo carnaval al año». Las grandes superficies comerciales también confirman ese auge. Ofrecen un amplio surtido de productos para adultos y niños como, principalmente, disfraces y también golosinas, chocolatines, maquillajes, pelucas, máscaras, juguetes y todo tipo de decoración para la casa. «Como la gente cada vez lo celebra más, el consumo de estos productos es cada vez mayor», aseguran fuentes de Carrefour. Incluso las pequeñas tiendas al por menor disponen de todo tipo de prendas, comestibles y artículos de consumo para Halloween: acude a la tienda “china” que te queda más cercana y verás una inmensa oferta.

¿Quién nos metió Halloween en la cabeza?
Ya sabemos que la fiesta viene del mundo anglosajón; bien tradicionalmente de las Islas Británicas e Irlanda y bien del boom de consumismo durante la segunda mitad del siglo XX en los Estados Unidos. Se puede decir que el negocio de Halloween empieza a través de empresas cinematográficas que lanzan películas y programas de televisión de miedo o de risas (como la serie Sleepy Hollow o la de la bruja adolescente Sabrina) relacionados con Halloween que afectan en la sensibilidad del espectador y ha generado una nueva cultura con una gran afluencia de personas que les gusta ver este tipo de cine y televisión.

Por otra parte, al tener la fiesta nacional «Día de Todos los Santos» justo el día después, pues había una excusa perfecta de promover esta fiesta con otra que encaja perfectamente. Es más, un día sobrio como Todos los Santos necesitaba una pareja más alegre. Durante la noche de Halloween, el ocio es lo que importa y los negocios lo saben. Los lugares de copas, restaurantes, discotecas, etc. organizan fiestas especiales en Halloween y suman importantes sumas en facturación en torno a esa fecha de la noche del 31 de octubre. Los parques temáticos, incluidos parques de atracciones importantes, hacen campañas especiales para Halloween y ambientan los parques a tal objeto con ofertas especiales para atraer familias y jóvenes en tales celebraciones. Últimamente, algunas cadenas hoteleras también se apuntan a esas iniciativas con ofertas especiales para Halloween. Las encuestas determinan que casi la mitad de las personas piensan disfrazarse y no todos son niños. Algo más del 10% disfrazan también a sus mascotas. Un tercio de las personas encuestadas acudirá a una fiesta especial.

Halloween en cifras
Lo curioso de Halloween en España es que no hay muchos datos económicos sobre el consumo y los beneficios netos de esta fiesta (dicho esto, yo animo y lanzo una llamada a los académicos, economistas y estadísticos a hacer un estudio formal sobre el impacto económico de esta nueva fiesta, como ya se hace con otras fiestas importantes). Los datos que sí abundan vienen de los EE. UU. Y son impresionantes en términos del nivel de consumo que hay relacionado al Halloween. Genera ingresos de alrededor de 8 a 10 mil millones de dólares por todo el país. La gente gasta una media de $44 dólares en chuches y golosinas para reglar la noche de Halloween a los que pasan por su casa haciendo «truco o trato», lo que suma a unos 1,9 mil millones de dólares entre todos los compradores. Hay cifras que dicen que el gasto medio en un disfraz ronda en los $75-$80, o unos 2,1 mil millones totales. En decoración hubo en gasto en 2011 de 1,65 mil millones de dólares. Incluso el consumo de bebidas alcohólicas incrementa bastante: un 20% si Halloween cae entre semana y un 25% si cae en viernes o sábado. Luego viene el tema de toda la publicidad y marketing con que te machacan durante todo el mes de octubre (e incluso la segunda parte de septiembre). Ni siquiera la crisis puede con Halloween: 81% de la gente dice que el estado de la economía no afecta su comportamiento, planes ni gastos relacionados al Halloween.

Cómo aprovechar económicamente de Halloween
Con una industria en alza como Halloween, muchas personas pensarán: ¿Cómo puedo aprovechar esta oportunidad para sacar un dinerillo?
Aquí van algunos consejos:
1. Aprovecha la ocasión para meter publicidad de terceros en tu página web. Hay que planificar estas acciones comerciales unos cuantos meses antes y ponerlas en marcha al menos durante el mes de octubre.
2. Como ya sabemos que mucha gente joven sale por la noche de Halloween, si tienes un don artístico, sería interesante poner un stand o caseta en que ofreces pintar la cara de la gente que está de fiesta. Así aprovechas de la demanda fortuita y las ganas de la gente de participar en las festividades. Para asegurar que captas unos cuantos clientes, habla con el encargado de una tienda que esté abierta durante la noche para compartir un % de los beneficios que generas.
3. Diseña tu propia casa embrujada para atraer a la gente que ha salido haciendo «truco-trato». No puedes cobrar mucho por la entrada porque la gente (sobre todo los niños) no lleva mucho dinero encima esta noche. No olvides de hacer promoción por tu barrio con carteles o invitaciones antes del evento.
4. Planifica las fiestas de Halloween para otra gente. Hay que ser profesional, cuidar todos los detalles (decoración, adornos, comida temática, música y alguna actividad que otra), captar varios clientes, vender la idea y hacer promoción y ser justo con los precios para que te llamen el año que viene.

Disfruta de más contenido 

Actualiza tu navegador

Esta versión de tu navegador no permite visualizar correctamente la página. Para que tengas una buena experiencia y mejor seguridad, por favor descarga cualquiera de los siguientes navegadores: Chrome, Edge, Mozilla Firefox