¿En qué puede beneficiarnos las políticas de banca sostenible?

La transformación hacia una economía sostenible es uno de los principales retos de esta década, una transformación global en la que todos los actores sociales tienen un papel relevante.

El sector financiero tiene una gran responsabilidad y la banca, siendo uno de los principales motores de la economía, juega un rol indispensable.

¿Cuáles son las funciones de la banca en el proceso?

Productos de inversión sostenible que se están incorporando

Fondos de inversión que aplican criterios ASG

Son instrumentos de inversión y ahorro (instituciones de inversión colectiva) que incluyen criterios ASG en su política de inversión. Esta política de inversión está definida en el folleto o DFI (Documento con los Datos Fundamentales para el Inversor).

Fondos de inversión solidarios

Son instituciones de inversión colectiva que ceden una parte de la comisión de gestión a determinadas entidades benéficas o no gubernamentales.

Bonos verdes y sociales

Son emisiones de deuda pública o privada, emitidos a medio y largo plazo para financiar proyectos respetuosos con el medio ambiente o que persiguen mejoras de tipo social.

Más información sobre las hipotecas verdes

1.-¿Qué es una hipoteca verde?

Una hipoteca verde es un préstamo hipotecario que sirve para financiar la compra, construcción o rehabilitación de una vivienda sostenible…

Pero ¿qué es eso de una vivienda sostenible?. También las vas a oir llamar como viviendas “ecológicas”. Son aquellas que tienen la máxima calificación energética, A  o A+  (terminología que ya nos suena en términos caseros, sobre todo por los electrodomésticos). Para obtener este certificado hay profesionales habilitados que “examinan” nuestra vivienda y nos pueden hacer sugerencias de mejora para conseguir la calificación más alta (cambiar las ventanas, puertas, cambiar las bombillas por las de bajo consumo…).

Las hipotecas verdes tienen condiciones más atractivas que otros productos similares, a veces en bonificación del tipo de interés, o con menores comisiones.

2.- ¿De “dónde viene” eso de las hipotecas y otros productos financieros verdes?

La financiación verde o la “green economy” cada vez adquiere mayor relevancia y ha venido para quedarse. El aumento de la concienciación por los problemas medioambientales y la lucha contra el cambio climático es un compromiso de todos y cada uno debe aportar su granito de arena.

Desde la Cumbre de París en 2015, con el impulso de la ONU, se firmó por parte de 196 países un acuerdo vinculante. Objetivo? Limitar el calentamiento global y favorecer el tránsito hacia una economía verde.

Desde entonces, y desde luego con sus más y sus menos, sobre todo en Europa nos hemos comprometido con esta causa. Desde el ámbito financiero se ha venido trabajando en distintas fórmulas de cooperación sabiendo que la financiación de proyectos sostenibles parece estar siempre entre los obstáculos más destacados para avanzar en este terreno.

3.- ¿Qué otros productos financieros “verdes” podemos encontrar?

Si queremos pasar de las ideas a las acciones, y somos inversores concienciados en estas cuestiones, debemos saber que hay todo un universo de activos “verdes” en los que podemos ahorrar, invertir y/o planificar nuestro futuro (bonos verdes, fondos de inversión sostenibles, planes de jubilación…).

Todos ellos gestionados profesionalmente y adaptados al perfil que tengamos y queramos en cada momento y sin perder rentabilidad, pero con un elemento común: están orientados a la inversión y financiación de proyectos relacionados con las energías renovables, la eficiencia energética, transportes más limpios o gestión de residuos.

Como siempre nos gusta decir, déjate aconsejar para tomar mejores decisiones.

Disfruta de más contenido 

Actualiza tu navegador

Esta versión de tu navegador no permite visualizar correctamente la página. Para que tengas una buena experiencia y mejor seguridad, por favor descarga cualquiera de los siguientes navegadores: Chrome, Edge, Mozilla Firefox