Espacio disponible

Las empresas recurren a las vallas publicitarias para anunciarse. Están por todos lados: carreteras, paradas de autobús, supermercados, etc. Carteles, carteles y más carteles. Pero ¿qué pasa si en vez de ser anuncios se convierten en contaminación visual? ¿Estamos saturados de tanto marketing y tanto anuncio? La publicidad cada vez es más personalizada, conocen nuestros gustos y las empresas aprovechan esto para individualizar sus campañas de marketing.

Disfruta de más contenido 

Actualiza tu navegador

Esta versión de tu navegador no permite visualizar correctamente la página. Para que tengas una buena experiencia y mejor seguridad, por favor descarga cualquiera de los siguientes navegadores: Chrome, Edge, Mozilla Firefox