Finanzas a la velocidad de la luz: ¿Un trading más rápido es siempre mejor?

30/09/2014 | Marius Zoican – Vox

Los avances tecnológicos en los mercados de valores se convirtieron en noticia a raíz del Flash Crash de mayo de 2010. Este artículo analiza las ventajas y desventajas del trading basado en los algoritmos de alta frecuencia. Las transacciones cada vez más rápidas no siempre mejoran la liquidez. Después de una mejora en velocidad en los mercados de valores nórdicos el beneficio declarado por los traders de alta frecuencia se incrementó un 32%.

Pocas actividades hicieron un uso de ordenadores tan elevado como el trading. Progresivamente los ruidosos y caóticos cubículos han sido remplazados por silenciosas salas de ordenadores. Sin embargo las transacciones no son menos dinámicas. Un trader londinense puede comprar acciones en Frankfurt en solo 2,21 milisegundos. La luz solo necesita 2,12 milisegundos para viajar la misma distancia. ¡Bienvenidos a la era del trading algorítmico y de alta frecuencia!

Hay un debate bastante caldeado acerca del trading de alta-frecuencia. Los que están a favor argumentan que en los pocos años desde que se inició el trading algorítmico la liquidez y la competencia mejoraron. Los que están en contra señalan que las estrategias de trading de alta-frecuencia provocan pérdidas para los inversores humanos. El libro Flash Boys de Michael Lewis (2014) es una buena descripción de este punto de vista. ¿Cómo afecta exactamente el trading de alta-frecuencia a los mercados? ¿Cómo pueden los investigadores y reguladores mejorar los mercados financieros del siglo 21?

Los beneficios del trading algorítmico y del fast trading
Los traders de alta-frecuencia tienen una ventaja comparativa al proveer liquidez como creadores de mercados. Los creadores de mercado son proveedores de “cuotas” – una “propuesta” de precio, al cual ellos están dispuestos a comprar un valor, y de una “solicitud” de precio, en la cual ellos están dispuestos a vender. La diferencia entre los dos es conocida como el “diferencial”, y representa el beneficio del creador de mercado.

¿Por qué los traders de alta-frecuencia son mejores en crear mercados? Sus algoritmos informatizados monitorean en tiempo real toda la información relevante para la transacción del valor: titulares informativos, cambios de demanda y oferta, o información relacionada al valor. Los traders de alta-frecuencia son capaces de incorporar esta ingente información en sus cuotas de precios más rápido que cualquiera. Dos ventajas surgen de esto. La primera es la mejora para descubrir precios – las cuotas de precios reflejan de manera clara toda la información disponible con retardos mínimos, como lo documentan Riordan y Storkenmaier (2012). La segunda es que un trader inteligente podría explotar la demora entre las noticias y los ajustes de precio para ganar un beneficio a cuenta del creador de mercado. El fast trading minimiza esta demora, así que el riesgo para el creador de mercado de alta-frecuencia es menor que para uno humano. Consecuentemente, los traders de alta-frecuencia son capaces de cobrar menores diferenciales. Los costes de trading son menores para todos (ver Hendershott et al. 2011).

Los traders algorítmicos también promueven la competencia entre mercados. En el pasado los valores solo eran comercializados en un solo mercado. Tenía sentido – el tener a todos los potenciales compradores y vendedores en un solo lugar incrementaba la probabilidad de que encontraran a su contraparte. Un mercado tiene un monopolio natural y el poder de establecer comisiones altas. El trading algorítmico hace más fácil automatizar la búsqueda de la contraparte entre múltiples mercados (ver, e.g., Domowitz y Benn 1999 y Menkveld y Yueshen 2013). Los traders informatizados pueden tomar una posición de un vendedor en un mercado y transmitirla a un comprador en otro mercado. Ya no hay necesidad de que todos comercien en el mismo lugar. Bajo renovadas presiones competitivas los mercados disminuyen las comisiones.

El coste del trading algorítmico y del fast trading
Sin embargo los traders de alta-frecuencia no siempre son creadores de mercados. Pueden ser, en cambio, especuladores. Foucault et al. (2013) argumentan que los especuladores tipo traders de alta-frecuencia comercian con información rápidamente procesada para tomar ventaja de la demora de otros participantes en poner al día sus cuotas de precio. Una reacción natural de los creadores de mercados de alta-frecuencia es volverse más rápidos en cerrar la brecha. Se establece así una carrera socialmente costosa, con todos los traders de alta-frecuencia apuntando al incremento marginal de la velocidad.

¿Los mercados más rápidos son siempre buenos?
Las instalaciones de trading como el New York Stock Exchange o el Nasdaq-OMX se esmeran en proveer servicios con bajos tiempos de espera a sus clientes. Hoy en día, un intercambio puede procesarse en solo unos microsegundos. ¿Hasta qué punto es beneficiosa esta tendencia para la calidad de los mercados? En Menkveld y Zoican (2014), mi colega Albert Menkveld y yo analizamos el impacto que tienen las transacciones ultra rápidas en la liquidez del mercado.

Para empezar a responder esta cuestión reconozcamos que la evidencia empírica muestra que los traders de alta-frecuencia se comportan a la vez como creadores de mercado y especuladores. Hagstromer y Norden (2013) documentan este tipo de especialización. Una mejora en velocidad de tan solo pocos microsegundos afecta directamente a los traders de alta-frecuencia, independientemente de su estrategia. Ya que la reacción humana es de cientos de milésimas de segundos, no afecta directamente a los traders humanos.

En un mercado más rápido, los creadores de mercados de alta-frecuencia pueden actualizar sus cuotas más rápido con nueva información. Al mismo tiempo, los especuladores de alta-frecuencia reaccionan más rápido a las noticias. De manera incremental el mercado se convierte en un juego de suma-cero entre estos dos tipos, con los traders humanos siendo desplazados del mercado. Consecuentemente, en mercados con bajos tiempos de espera, es más probable que los creadores de mercados rápidos encuentren a especuladores rápidos. Cuando esto ocurre, los creadores de mercados están del lado de los perdedores; sufren una selección adversa. Para compensar el riesgo adicional los creadores de mercado necesitan aumentar el diferencial.

Probamos empíricamente el mecanismo, utilizando una actualización de velocidad del Nasdaq-OMX de 2010 en tres países nórdicos: Suecia, Dinamarca y Finlandia. Primero la latencia de intercambio cayó de 2,5 a 0,25 milésimas de segundo. Después se les permitió a los traders conectarse a los servidores del mercado. Después de la actualización, el coste de la selección adversa y el beneficio en las cuotas emitidas por los creadores de mercados de alta-frecuencia aumentó sustancialmente. El coste de la selección adversa se más que quintuplicó, desde 0,39 puntos básicos hasta 2,50 puntos básicos. El beneficio efectivo también se incrementó un 32%. En este caso, un mercado más rápido llevó a una menor liquidez.

Un reto de diseño de mercado
El trading de alta-frecuencia tiene efectos complejos en la calidad del mercado. De manera general la evidencia muestra que la transición a la era de los ordenadores mejoró la liquidez del mercado. Sin embargo, después de cierto punto, incrementar la rapidez del trading tiene menos que ver con proveer liquidez y más con las interacciones entre los mismos traders de alta-frecuencia. Los beneficios sociales de los precios que reflejen la información un microsegundo antes son probablemente poco importantes. Ser un microsegundo más rápido que el competidor puede inclinar la balanza. ¿Exactamente cuánto de rápido debería ser el trading? ¿Podemos diseñar diferentes mercados que maximicen los beneficios y eliminen los costes? Por ejemplo, Budish et al. (2013) promueve remplazar los mercados con límites de órdenes por unos con subastas frecuentes. Estas son cuestiones importantes tanto para los académicos como para los reguladores.

Fuente: Voxeu. Artículo traducido por Finanzas para Mortales.

¿Te ha resultado interesante? ¡Compártelo!