Haciendo el agosto en diciembre

La Navidad ya está aquí. Hace semanas que los supermercados, los escaparates, los spots publicitarios y la iluminación urbana ya nos anunciaban su llegada. Es época de vacaciones, de viajes, de familia y de descanso. Aunque para algunos la Navidad suponga, precisamente, todo lo contrario. Algunas empresas hacen su particular “agosto” en estas fechas y es que la Navidad es sinónimo de turrón, de juguetes, de copiosas y exquisitas comidas, de regalos, de lotería …

Las industrias “navideñas” por excelencia, la juguetera y la turronera, se muestran optimistas este año al esperar un aumento de sus ventas entre el 4 y el 6%. Puede parecer una cifra no muy alta pero, para tranquilidad de todos, viene a confirmar la tendencia alcista de los dos últimos años, nada que ver con los horribilis 2012 y 2013, cuando las ventas descendieron entre un 5 y un 9%.

Las fábricas jugueteras presentan, estos días, puntas de máxima actividad para llegar a todos los canales de distribución y es que el 52% de todo el negocio se concentra en las tres primeras semanas de diciembre. La patronal, AEFJ, ha anunciado que espera un repunte medio de las ventas en el mercado nacional del 6% gracias al aumento del consumo familiar y al esfuerzo que el sector ha hecho durante los peores años de la crisis, trabajando en mejorar la calidad y el diseño de los juguetes para, así, recuperar la confianza de los consumidores.

La industria turronera no se queda atrás. Los empresarios del sector hablan de un aumento de las ventas de entre el 3 y el 4% gracias, entre otras cosas, a la recuperación del consumo y al bajo precio de la almendra. El sector del turrón, concentrado casi exclusivamente en la provincia de Alicante, factura el 80% de su producción total en el último trimestre del año: 20 millones de tabletas (5,5 millones de kilos) se colocan, por estas fechas, en todo el mercado nacional.

Claro que no solo de turrón alicantino vive el hombre. También hay mantecados malagueños (en Antequera, este año han elevado la producción de mantecados hasta las 3.000 toneladas, casi el doble que el año pasado); mazapanes toledanos (de las 21.000 toneladas al año que produce Delaviuda, el 40% se consume en Navidad) y jamón del bueno (su venta en diciembre, casi 18.000 toneladas, duplica la de cualquier otro mes del año).

Otras empresas que trabajan a destajo por Navidad son las de logística, transporte y paquetería, debido al extraordinario aumento de las ventas online. SEUR anunció a finales de octubre que contrataría a 1.700 personas más para la campaña de Navidad, lo que supone aumentar su plantilla en un 34%. Y no es de extrañar: según el comparador de precios kelisto.es, los españoles gastarán este año en compras online, 24.645 millones de euros, un 18,8% más respecto al 2015. Eso significa que cada español destinará más de mil euros a comprar online a lo largo de 2016, y de esa cantidad, el 23% se producirá en Navidad.

Por último, no podemos olvidarnos de otra gran “empresa” que hace su agosto en Navidad: Loterías del Estado. Bueno, mejor dicho, Hacienda. Si el español medio se gastará estas navidades unos 250 euros, 64 de ellos irán destinados a Lotería. Las arcas públicas se quedan con un 20% de todos los premios del sorteo extraordinario superiores a 2.500 euros, según la normativa que se aplicó en el 2013. En el caso del Gordo, la Agencia Tributaria se quedará con 75.000 euros. Es decir, que el afortunado que tenga en sus manos un décimo agraciado se llevará 325.000 euros en vez de 400.000.

Nos queda el consuelo de que Hacienda somos todos. Además, la Navidad producirá 330.000 empleos, por días o por horas, pero empleo al fin y al cabo.

¡Felices Fiestas!

Autora: Elvira Calvo (15 diciembre 2016)

Disfruta de más contenido 

Actualiza tu navegador

Esta versión de tu navegador no permite visualizar correctamente la página. Para que tengas una buena experiencia y mejor seguridad, por favor descarga cualquiera de los siguientes navegadores: Chrome, Edge, Mozilla Firefox