Insoportablemente bella

Insoportablemente bella

13/11/2013 | FxM – Hugo Vázquez

Hace casi 20 años que la American Economic Review publicó los resultados de la investigación de Hamermesh y Biddle sobre belleza física y mercado laboral, estos eran que: la gente “normal” gana entre un 5 y un 10 por ciento más que los que son considerados poco atractivos. Este efecto es similar tanto para hombres como para las mujeres. Las personas atractivas suelen preferir ocupaciones en las que la belleza física proporciona ventajas; y que el impacto de la belleza individual es independiente de la ocupación, lo que sugiere simplemente la existencia de discriminación por parte de los empleadores.

20 años después los resultados de la investigación sobre la influencia de la belleza física en el mercado laboral italiano, realizado por Giovanni Busetta y Fabio Fiorillo, demostraron que las respuestas a los CV enviados a empresas reales indicaban que la belleza era un elemento importante para conseguir empleo; que la discriminación racial era un elemento significativo, pero menor a la discriminación basada en la apariencia física, especialmente en las mujeres.

Con las economías occidentales lentamente saliendo de la crisis económica iniciada hace cinco años, no han sido pocos los estudiantes que han aprovechado el tiempo en que no podían integrarse al mercado laboral para continuar su formación estudiando un posgrado; de hecho en España se notó un fuerte incremento en las matrículas de posgrado. Pero si ya tenemos los conocimientos, la experiencia y las habilidades ¿de qué otra manera podemos destacar al momento de solicitar empleo?

La respuesta quizás la tenga una de las bailarinas del musical “A Chorus Line”, que en 1975 se quejaba de que siempre que hacia una audición calificaban sus habilidades de bailarina con un diez, pero a su apariencia física la calificaban con un tres… hasta que se sometió a una cirugía estética para implantarse “Tits and Ass” y así logró conseguir trabajo.

En los países occidentales las mujeres están sometidas a una presión constante a través de los medios de comunicación para “tener una buena figura”, por ejemplo en Australia un estudio realizado entre adolescentes entre 15 y 19 años reveló que el 43 por ciento de ellas estaban preocupadas por su apariencia física. Si a esto agregamos una baja autoestima, podremos encontrar la explicación de los desórdenes alimenticios, que de quienes los padecen el 90 por ciento son mujeres. Similares tendencias existen en Reino Unido y los EE. UU.

Curiosamente ha sido una empresa de productos de higiene y belleza la que ha lanzado una campaña para revalorar la imagen de la “belleza real” de la mujer. La “Campaña de Dove por la Belleza Real” ha tenido éxito en las redes sociales porque transmite el mensaje de que las mujeres reales tienen curvas, arrugas y canas.

Más allá de los polémicos ejemplos que resultan ser los castings para trabajar en las tiendas de ropa Abercrombie and Fitch, y de las transformaciones que hacen los magos del Photoshop con las modelos y los modelos de las revistas, una y otra vez nos topamos con la realidad de que la belleza física sí cuenta al momento de solicitar un empleo… y sigue contando para conservarlo.

Aunque ser excesivamente atractivos puede ser un lastre, así le pasó a la asistenta dental Melissa Nelson, que fue despedida en 2010 porque su jefe (y la esposa de este) la consideraron demasiado atractiva. O el caso de Debrahlee Lorenzana que en ese mismo año causó polémica al acusar al Citi Bank por haberla despedido después de que se negara a usar ropa “que no marcara su atractiva figura”.

Ahora piensa que tienes que entrevistar a los candidatos para cubrir una plaza laboral y los CV recibidos indican que todos los candidatos están igualmente cualificados para desempeñar el puesto, ¿a cuál llamarías, al guaperas o al de apariencia «normal», a la chica atractiva o a la que pasa desapercibida?

Disfruta de más contenido 

Actualiza tu navegador

Esta versión de tu navegador no permite visualizar correctamente la página. Para que tengas una buena experiencia y mejor seguridad, por favor descarga cualquiera de los siguientes navegadores: Chrome, Edge, Mozilla Firefox