La ciencia del estilo: En la moda, los colores deberían combinarse solo moderadamente.

06/08/2014 | K. Gray, P. Schmitt, N. Stohminger, K. Kassam – PLOS ONE

La moda es parte esencial de la vida humana y una industria valorada en más de 1,7 billones de dólares. Decisiones importantes tales como contratar o quedar con alguien, a menudo se basan en lo que la gente lleva puesto, y a pesar de ello no entendemos casi nada acerca de las características objetivas que hacen a la ropa estar de moda. En este estudio utilizamos un enfoque empírico clave para la estética, examinando la relación entre la combinación de colores y su cualidad para estar de moda. Los estudios revelan una cierta precisión, respecto a que se va más a la moda cuando la ropa no está demasiado combinada y no es muy diferente. En otras palabras, la ropa de moda es aquella que se combina moderadamente, no la que está ultra combinada (“matchy-matchy”) o nada combinada (“clashing”). Este equilibrio entre los extremos apoya una amplia hipótesis relativa a las preferencias estéticas – El principio Ricitos de Oro – que busca equilibrar la simplicidad y la complejidad.

Diariamente la gente se pregunta lo mismo: “¿Qué me pongo?” La gente quiere ropa que esté lo más de moda posible, y esto no es solo vanidad: la ropa influencia la percepción y señala la identidad social, las oportunidades de empleo, el éxito en el amor, e incluso los procesos cognitivos. A pesar de su importancia generalizada en la vida humana y el inmenso valor financiero – la industria de la moda está valorada en 1,7 billones (más del doble del presupuesto federal de los EE. UU. para la ciencia) – hay poca investigación empírica sobre su psicología en cuanto a las características objetivas que hacen que algo esté de moda. En este estudio presentamos un enfoque empírico de lo que es moda, a través de valoraciones de combinaciones de colores. Descubrimos implicaciones prácticas para la vida diaria, y al hacerlo nos acercamos a una teoría amplia de la estética y las preferencias humanas – El principio Ricitos de Oro.

El principio Ricitos de Oro representa a la milenaria tradición de pensamiento filosófico: La proporción Aurea de Aristóteles, el Camino Medio de Buddha, y la doctrina de la medianía de Confucio; todas estas representan un equilibrio entre dos extremos. El principio de Ricitos de Oro tiene soporte psicológico en varios campos, tales como que los niños prefieren mirar secuencias visuales que no son ni muy complejas ni muy sencillas, y el bienestar psicológico óptimo – por ejemplo, el “flow” se logra cuando las experiencias equilibran simplicidad con complejidad. El modelo de optimización distintiva de la identidad social sugiere que cuando se está desarrollando el sentido de uno mismo, intentamos encontrar un equilibrio armónico entre ser similares a los otros y la diferencia individual. Además, los juicios sobre el atractivo facial a través de las culturas son predecibles por la medianía, lo que sugiere que el ideal estético no se encuentra en los extremos, sino en el equilibrio.

En términos de moda, hay dos enfoques populares sobre el estilo que representan los “extremos”. Por un lado, a menudo hablamos sobre si la ropa más de moda es aquella que está completamente combinada o “match”. Esto sugiere que unir un mismo color o similares colores con otros, puede ser la clave para la moda. Por otro lado, ir a la moda a menudo se basa en no pasar desapercibido, y por ello quizás queramos combinaciones de colores que sean altamente contrastantes y “pop”. Entre estos dos extremos, el principio Ricitos de Oro sugiere que las mejores combinaciones son aquellas que no son ni tan similares (“matchy-matchy”) ni tan diferentes (“clashing”).

Estos datos sugieren una respuesta sencilla a la pregunta “¿Qué me pongo?” Seleccionar una combinación de colores que no sea completamente uniforme, y tampoco completamente diferente. Ciertamente, la combinación moderada no es la clave para estar de moda, la cual varía a través del tiempo y de las culturas y depende de muchos factores que incluyen el corte, el diseño, y lo que se está usando. Sin embargo, estos estudios revelan que, con otros factores siendo constantes, el principio Ricitos de Oro predice los juicios a través de cuatro diferentes paletas de colores tanto en ropa de hombres como en la de mujeres. Para examinar la validez externa de estos resultados investigaciones futuras deberán probar esto en situaciones tales como exhibiciones en pasarelas y revistas.

Estos resultados están basados en dos siglos de pensamiento filosófico y estudios psicológicos más recientes sobre la importancia del “camino medio”. El principio Ricitos de Oro puede explicar juicios estéticos más allá de la moda, reflejando el principio básico de las preferencias humanas que buscan equilibrar la simplicidad y la complejidad, orden y desorden. De hecho, la gente prefiere la música que equilibra la simplicidad melódica y la complejidad. Este análisis cuantitativo de la moda es solo el primer paso en la estética empírica, pero resalta la utilidad de traer la ciencia al arte, la ciencia de la psicología puede ayudar a explicar los importantes pero a menudo invisibles juicios de la vida diaria.

Fuente: PLOS ONE: The Science of Style: In Fashion, Colors Should Match Only Moderately. Licencia Creative Commons.

¿Te ha resultado interesante? ¡Compártelo!