La deuda de las familias con la banca cae en 838 millones.

La deuda bancaria de las familias e instituciones sin ánimo de lucro residentes en España cayó en agosto un 0,1% respecto al mes anterior, con una reducción de 838 millones de euros, hasta los 705.155 millones de euros, con lo que se mantiene en niveles similares a los registrados a finales de 2017.

Por su parte, la deuda de las empresas se redujo un 4% y cayó en agosto en 36.241 millones de euros, hasta situarse en 862.551 millones, según los datos publicados este martes por el Banco de España.

De este modo, el endeudamiento de los hogares españoles se sitúa ligeramente por debajo de los niveles de hace un año, ya que en agosto del año pasado la deuda ascendía a 705.928 millones de euros; mientras que las empresas sí han reducido de manera considerable su deuda en el último año, dado que en el mismo mes de 2018 registraban un endeudamiento de 883.119 millones, más de 20.000 millones más que ahora.

De hecho, en los últimos meses la deuda de los hogares españoles se ha ido estabilizado e incluso ha ido en general bajando hasta situarse en niveles previos a la crisis debido a la reducción paulatina de los préstamos contraídos, a la caída de los tipos de interés y al abaratamiento de los créditos.

MÁS DEL 70% DE LA DEUDA PARA VIVIENDA

El descenso de la deuda de las familias en el octavo mes del año se debió casi exclusivamente a la caída de los préstamos destinados a la compra de vivienda, ya que los créditos al consumo sólo se redujeron en 47 millones de euros respecto al mes de julio, aunque en el último año han repuntado un 3,4%.

Por su parte, los créditos hipotecarios, que representan la mayor parte del total, se situaron en 517.258 millones de euros, 791 millones menos que en julio y un 1,3% inferior al importe hipotecario que debían las familias un año antes.

A pesar del descenso de la inversión de los hogares en vivienda durante los últimos años, el importe que las familias destinan a su hogar sigue ocupando la mayor parte de su endeudamiento, ya que supone más del 70% del mismo.

LA DEUDA EMPRESARIAL TAMBIÉN CAE

De su lado, las empresas redujeron su deuda el pasado mes de agosto, al caer en 36.241 millones, hasta los 862.551 millones de euros, frente al importante aumento que experimentó en el mes de julio, de más de 15.000 millones de euros.

El descenso de la deuda empresarial en agosto se explica, fundamentalmente, por la reducción de los préstamos de entidades de crédito y por los préstamos del exterior, mientras que los valores representativos de deuda se elevaron ligeramente.

Así, los créditos de entidades residentes disminuyeron hasta los 478.434 millones, un 1% menos respecto al mes de julio y un 1,9% menos interanual; al tiempo que los préstamos del exterior se redujeron un 10,5%, hasta los 266.492 millones, con un descenso interanual del 9,8%.

Por el contrario, los valores representativos de deuda aumentaron muy ligeramente, en 36 millones de euros respecto al mes de julio, hasta los 117.626 millones. La cifra es un 18% superior a la de hace un año.

¿Te ha resultado interesante? ¡Compártelo!