La FIFA lucha por encontrar patrocinadores para la Copa del Mundo en Rusia

La FIFA lucha por encontrar patrocinadores para la Copa del Mundo en Rusia

20/04/2017 | Benedict Mander y Max Seddon (Financial Times)

La FIFA tiene dificultades para conseguir nuevos socios comerciales a tiempo para la próxima Copa del Mundo en Rusia el próximo año, puesto que grupos internacionales y locales se resisten ante los costes financieros y el riesgo a su reputación de asociarse con uno de los eventos deportivos más vistos en todo el mundo.

El organismo rector del fútbol mundial perdió varios patrocinadores importantes, incluyendo a Sony y Emirates, cuando finalizaron sus acuerdos a finales del pasado mundial en 2014. Para el torneo de 2018 en Rusia, la FIFA ha firmado con 10 compañías como patrocinadores, pero antes del último torneo en Brasil, la organización contaba con 20 socios corporativos.

Las dificultades se producen después de que tanto la FIFA, que está intentando salir de un escándalo de corrupción, como Rusia, un paria para muchos en el mundo occidental desde que se anexó Crimea en 2014, batallan con problemas de imagen.
El patrocinio y los acuerdos televisivos ayudan a cubrir los costes operacionales de 2 mil millones de dólares del evento, mientras que la nación asume los gastos en infraestructura como la construcción de estadios.

Las compañías locales han sido las más lentas en sumarse. Hasta el momento, sólo un patrocinador ruso, Alfa-Bank, ha firmado como «Patrocinador Nacional», pagando por el menor nivel de patrocinio.

Andrei Malgin, profesor de la Universidad Olímpica rusa, ha afirmado que dos años de recesión han hecho que las compañías rusas consideren con cautela los gastos de patrocinio.

Las empresas estatales rusas también han brillado por su ausencia, después de gastar sumas a menudo exorbitantes en los Juegos Olímpicos de Sochi 2014, el proyecto favorito del presidente Vladimir Putin. Aunque Gazprom, la compañía estatal rusa de gas, se convirtió en socio de la FIFA en 2013, otras empresas estatales que ocupan lugares importantes entre los patrocinadores de deportes como el hockey sobre hielo hasta el momento han permanecido alejadas.

Un consorcio de los principales canales de la televisión estatal de Rusia no ha podido llegar a un acuerdo sobre el precio de los derechos. «En Sochi todo sucedió como siempre: las órdenes se recibieron y se cumplieron. Pero hasta ahora no les han dado la orden», dijo el Sr. Malgin.

La FIFA dijo que espera anunciar nuevos acuerdos comerciales «en las próximas semanas y meses, y antes de la Copa del Mundo».

La reputación de la organización se ha resentido en los últimos dos años después de convertirse en objeto de investigaciones por parte de autoridades suizas y estadounidenses sobre la supuesta conducta criminal y el soborno. Se presume que esto ocurrió parcialmente bajo el mandato de su anterior presidente, Sepp Blatter.

«No cabe duda de que, en la última parte de la era de Blatter, la FIFA se convirtió en una marca tóxica», dijo Michael Payne, ex jefe de mercadotecnia del Comité Olímpico Internacional. Recientemente ha ayudado a mediar en un acuerdo valorado en al menos 600 millones de dólares con Alibaba para patrocinar los próximos seis Juegos Olímpicos.

«Un director de mercadotecnia tendría que ser muy valiente para asociarse ahora con la FIFA y la Copa del Mundo», comenta el Sr. Payne. «Pero el producto real y el deporte del fútbol siguen siendo una de las más — si no la más — entretenidas plataformas de entretenimiento deportivo en el mundo».

Hisense de China anunció este mes que se había convertido en un patrocinador «de primer nivel» de la Copa Confederaciones de la FIFA este año y la Copa del Mundo de 2018, en un acuerdo valorado en cerca de 100 millones de dólares.

Pero el acuerdo es de menor duración que los acuerdos anteriores que ha logrado la FIFA.

La mayoría de los ingresos de la FIFA provienen de la venta de derechos televisivos, especialmente los relacionados con la Copa del Mundo. El organismo ha pronosticado unos ingresos de 5,65 mil millones de dólares en los cuatro años hasta el torneo de Rusia que, de concretarse, representarían un aumento del 5 por ciento en comparación con el anterior ciclo de la Copa del Mundo.

Fifa struggles to win backers for Russia World Cup

20/04/2017 | Benedict Mander y Max Seddon (Financial Times)

Fifa is struggling to secure new commercial partners in time for next year’s World Cup in Russia, with international and local groups balking at the financial cost and reputational risk of being associated with one of the world’s most-watched sporting events.

World football’s governing body lost several major sponsors, including Sony and Emirates, when their deals ended at the end of the last tournament in 2014. For the 2018 tournament in Russia, Fifa has 10 companies signed up as sponsors, but before the last tournament in Brazil, the organisation had 20 corporate partners on board.

The difficulties come as both Fifa, which is trying to emerge from a corruption scandal, and Russia, a pariah for many in the west since it annexed Crimea in 2014, battle with image problems.

Sponsorship and broadcasting deals help cover the $2bn operational costs of running the event, while the host nation picks up the tab for infrastructure such as building stadiums.

Local companies have been the slowest to come on board. So far, only one Russian sponsor, Alfa-Bank, has signed up as a “National Supporter,” paying for the lowest tier of backing.

Andrei Malgin, a professor at the Russian Olympic university, said two years of recession had made Russian companies wary of the costs of sponsorship.

Russian state-run firms are also conspicuous by their absence after spending often exorbitant sums on the 2014 Sochi Olympics, a pet project for President Vladimir Putin. While Gazprom, Russia’s state-run gas company, became a Fifa partner in 2013, other state-run firms prominent among sponsors of sports such as ice hockey have so far stayed away.

A consortium of Russia’s main state-run TV channels has been unable to agree a price for the rights. “In Sochi, it went like it always does: ‘orders received, off we go.’ They haven’t been given the order,” Mr Malgin said.

Fifa said it expects to announce new commercial deals “in the next weeks and months, and before the World Cup.”

The organisation’s reputation has suffered over the past two years after becoming the subject of investigations by US and Swiss authorities into alleged criminal misconduct and bribery. This is partly alleged to have occured under the tenure of its previous president, Sepp Blatter.

“No question that in the latter era of the Blatter period, the Fifa brand became toxic,” said Michael Payne, a former marketing head at the International Olympic Committee. He recently helped to broker a deal worth at least $600m with Alibaba to sponsor the next six Olympic Games.

“It would take a very brave chief marketing officer to say let’s take Fifa and the World Cup. But … the actual product and sport of football… remains one of the most — if not the most — entertaining sports entertainment platforms in the world.”

China’s Hisense announced this month it had become a “top tier” sponsor for Fifa’s Confederations Cup competition this year and the 2018 World Cup, in a deal worth close to $100m.

But the deal runs for far less time than previous deals that Fifa has struck.

The majority of Fifa’s revenues come from the sale of television broadcasting rights, particularly related to the World Cup. The body has forecast revenues of $5.65bn in the four years up to the Russia tournament that — if realised — would represent a 5 per cent increase on the previous World Cup cycle.

Disfruta de más contenido 

Actualiza tu navegador

Esta versión de tu navegador no permite visualizar correctamente la página. Para que tengas una buena experiencia y mejor seguridad, por favor descarga cualquiera de los siguientes navegadores: Chrome, Edge, Mozilla Firefox