Las posibilidades de inserción laboral de los universitarios pueden llegar a triplicarse según la titulación

Las disciplinas con mejor inserción son ciencias de la salud e ingenierías.

El 78% de los egresados en alguna titulación asociada a ingeniería y arquitectura presentan una inserción laboral superior a la media, mientras que las ciencias sociales y las humanidades tiene una inserción laboral inferior a la media, según la Fundación BBVA y el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (Ivie).

Estas son algunas de las conclusiones del indicador sintético de inserción laboral elaborado por la Fundación BBVA e Ivie, que combina la tasa de afiliación a la Seguridad Social, la proporción de afiliados empleados en puestos que requieren formación universitaria y la base de cotización a la Seguridad Social con los datos del informe sobre inserción laboral elaborado por el Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades.

Así, el índice de las disciplinas con mejor inserción triplica al de las situadas en la cola. El ranking lo encabezan las ciencias de la salud (Medicina, Enfermería y Óptica), con un 72% de inserción laboral por encima de la media, las ingenierías (78%) (Aeronáuticas y Telecomunicación, entre otras) y Matemáticas y Educación Primaria, que aparecen en posiciones avanzadas.

En el otro lado de la balanza se sitúan titulaciones de las ramas de ciencias sociales y humanidades (Geografía, Relaciones Laborales y Recursos Humanos, Comercio, Bellas Ares, Comunicación y Criminología, entre otras), cuyos índices son mayoritariamente inferiores a la media en un 80%.

El indicador muestra que las posibilidades de inserción laboral de las distintas titulaciones no tienen relación alguna con el volumen de egresados, lo que apunta a un “serio desajuste” entre la oferta formativa y la empleabilidad, que en cambio, no es uniforme.

Por género, el 60% de los universitarios son mujeres, con una participación proporcionalmente mayor en los campos relacionados con la salud, la educación, las lenguas y las materias sociales. Por el contrario, son minoritarias en todas las ingenierías. En Educación Infantil suponen el 95% de los egresados (casi 10.000).

PLANIFICAR LA OFERTA DE ESTUDIOS, CLAVE PARA EL FUTURO

El informe aconseja que las universidades y las administraciones tengan en cuenta la diversidad de resultados al planificar la oferta de estudios para orientar la oferta de titulaciones hacia los campos más demandados.

Además, recomienda “hacer esfuerzos” para que la información sobre las oportunidades laborales de cada campo de estudio llegue a las familias, los estudiantes y los orientadores para que conozcan y la tengan en consideración al elegir una titulación.

¿Te ha resultado interesante? ¡Compártelo!