Los electrodomésticos consumen más apagados que encendidos ¿cómo puede ser?

Los electrodomésticos consumen más apagados que encendidos ¿cómo puede ser?

27/03/2013 | FxM – Nacho Sainz-Ezquerra

Todos, o la mayor parte de la gente, conoce lo que es el stand by, pero por si acaso lo vamos a explicar. El “stand by”, que quiere decir “estar en espera”, es un estado en que se encuentran ciertos electrodomésticos, esperando recibir órdenes. En este estado, aunque parezca que están apagados, no es así, y siguen encendidos, por tanto consumiendo energía, y en definitiva nuestro dinero.

Los electrodomésticos que tienen esta cualidad, se les denomina “vampiros eléctricos”.

El stand by supone casi 3 veces la energía que se utiliza en la refrigeración de los hogares, es decir es 3 veces más que el consumo de un equipo de aire acondicionado funcionando durante 5 horas al día 3 meses al año, tal y como afirma el artículo de ABC. En términos económicos puede suponer un total de 54 euros al año (precio electricidad 2012) si se supone que la factura eléctrica media anual para cada hogar es de unos 650 euros, es decir un 8%

Pongamos el ejemplo de un televisor. En funcionamiento consume unos 45Wh, mientras que en espera son 15Wh. Así a simple vista parece que cuando más gastamos, es cuando está encendido, pero si lo analizamos más a fondo, nos sorprenderemos. Si la televisión la tenemos encendida 3 horas al día, el consumo diario será de 135Wh. Pero el resto del tiempo, aunque esté apagada sigue consumiendo. Es decir el resto de horas (21 horas) está consumiendo 15Wh, lo que hacen un total de 315Wh. ¿Cómo puede ser que consuma más en cómputo global cuando está apagada que cuando está encendida?

Existen catálogos que presentan estimaciones de cuánto pueden llegar a consumir los diferentes electrodomésticos cuando se encuentran “apagados” o en stand by. A modo indicativo, la potencia consumida en Watios y el consumo anual de kWh, respectivamente, es de:
– impresoras de tinta: 8 W, 70 kWh
– radio-reloj despertador: 7 W, 61 kWh
– vídeo: 6 W, 20 kWh
– decodificador de televisión:5 W, 44 kWh
– ordenador: 5 W, 44kWh
– minicadena: 5 W, 20 kWh
– teléfono inalámbrico: 4 W, 5 kWh
– relojes electrónicos de microondas, cafeteras, etc: 4 W, 6 kWh
– portátil: 4 W, 35 kWh
– televisor: 3 W, 20 kWh
– contestador: 1 W, 5 kWh

Si lo pasamos a dinero, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) se estima que los consumos anuales suponen:
– una tv LCD de 37”: casi 3 €
– el radiodespertador: unos 10,42 €
– un ordenador: 7,45 €
– un router: 12 €
– el microondas con reloj: casi 6 €

El Laboratorio Nacional Lawrence Berkeley de Estados Unidos afirma que este consumo de “stand by” representa el 10% del consumo eléctrico de las familias. En este mismo sentido, el Departamento de Energía de EE. UU. afirmó que el gasto supone un total de 3.000 millones de euros al año.

Según el cálculo de la propia OCU, llegarías ahorrarte 144€ al año, así que echa cuentas cuántas veces podrías llenar el depósito de tu coche, cuántas veces te podrías ir de cena, cuántas noches te podrías ir de hotel, etc

Disfruta de más contenido