Los Roboadvisor

¿Quieres invertir en mercados y no sabes cómo hacerlo? ¿Crees que sólo es para grandes patrimonios?

En Finanzas para Mortales te explicamos cómo a través de plataformas internet puedes introducirte en la gestión de inversiones tomando tus propias decisiones; con la cantidad de dinero que tu quieras, pero con asesoramiento profesional especializado. A partir de 500 euros, aproximadamente, puedes introducirte en las ventajas de las finanzas digitales.

Los roboadvisor (que vienen de unir las palabras robot + advisor, asesoramiento en inglés), son un tipo de asesoramiento financiero, on line, que te permite la gestión automatizada de inversiones financieras.

En España funcionan desde hace pocos años, pero nacieron en Estados Unidos cuando la crisis de 2008.

¿Cómo funcionan los roboadvisor?

Después de registrarte en cualquiera de ellos los pasos a seguir son los siguientes:

  1. En primer lugar, respondes a una serie de preguntas que te lleva pocos minutos y que tienen por objetivo conocer cuál es tu perfil como inversor, tus objetivos a corto y largo plazo, tu situación patrimonial, conocimientos previos, etc. Esto es obligatorio, y siguiendo la directiva europea al respecto, es lo que se denomina el test de idoneidad.
  2. Cuando el perfil del usuario es identificado, el roboadvisor te aconseja las carteras o productos más adecuados a tu nivel de riesgo.
  3. A partir de ese momento, decides qué cantidad invertir y es el roboadvisor el que se encarga de gestionarla. Tú, a través de la aplicación correspondiente, estás informado de la evolución de tu inversión, pudiendo salir y entrar en todo momento, así como añadir capital a tu inversión o introducirte en nuevas posiciones y productos.

Te preguntarás cómo es posible esto y si lo hace todo una máquina. Pues no, aquí entra en juego la combinación de la parte humana (importantísima e insustituible), con los avances de la tecnología. Detrás de la máquina hay equipos de profesionales expertos en gestión y asesoramiento financiero, que son los que deciden  dónde invertir, las mejores carteras. Pero los roboadvisor aprovechan las posibilidades que ofrece hoy en día el big data, que genera la posibilidad de establecer algoritmos de decisión por el gran volumen de datos que manejan.

Esa gestión automatizada, y el hecho de que se gestiona a través de plataformas tecnológicas totalmente digitales, permite abaratar costes en los procesos de gestión de inversiones.

Es una manera sencilla y con menores costes de estar presente en los mercados financieros y las posibilidades que ofrecen… pero con asesoramiento especializado. Recuerda que para tomar las decisiones financieras, todo conocimiento es poco, déjate aconsejar.


Disfruta de más contenido 

Actualiza tu navegador

Esta versión de tu navegador no permite visualizar correctamente la página. Para que tengas una buena experiencia y mejor seguridad, por favor descarga cualquiera de los siguientes navegadores: Chrome, Edge, Mozilla Firefox