¿Me conviene hacer un plan de pensiones privado?

Según un comunicado de la OCDE, la mayoría de las pensiones iniciales en España son «muy bajas», aunque en el caso de aquellos beneficiarios con carreras muy largas y, por tanto, con pensiones máximas, el sistema es «muy generoso». Por lo tanto, en caso de prever que no se podrá alcanzar la pensión máxima, un plan de pensión privados podría ser una buena alternativa.
Además, hay que tener en cuenta que todo ahorro, privado o público, entraña sus riesgos. La evolución demográfica que está experimentando España afecta negativamente a los sistemas de pensiones, ya que de seguir así este sistema no resultará sostenible a largo plazo. Además, en el caso de España este hecho se ha acentuado con la alta tasa de desempleo y la caída de afiliados a la Seguridad Social, por lo que según el INE se estima que cada trabajador sostiene casi tres personas (a él mismo y a dos más que no trabajan). Todo ello hace pensar que resulta conveniente complementar nuestra jubilación con un plan privado.
Sin embargo, España no es un país donde tradicionalmente los fondos privados de pensiones tengan mucho éxito, ya que solo uno de cada dos cotizantes también tiene un plan de pensiones privado. Según los expertos, esto se debe a la falta de una fiscalidad favorable de estos activos, tanto en el momento de la aportación como en el del cobro. Otro inconveniente de los planes privados es la cierta iliquidez de estos activos ya que no se podrán rescatar hasta el acaecimiento de la contingencia, normalmente la jubilación, salvo excepciones como: el desempleo de larga duración, enfermedad grave, fallecimiento, dependencia severa y gran dependencia.

Disfruta de más contenido 

Actualiza tu navegador

Esta versión de tu navegador no permite visualizar correctamente la página. Para que tengas una buena experiencia y mejor seguridad, por favor descarga cualquiera de los siguientes navegadores: Chrome, Edge, Mozilla Firefox