Nada es Gratis… ¿pero hay que “pagar” de esta manera?

Nada es Gratis… ¿pero hay que “pagar” de esta manera?

31/07/2013 | FxM – Hugo Vázquez

La difícil situación económica en la que se encuentran los periódicos, debido a la modificación del modelo de negocio que trajo la llegada de internet, no sólo ha hecho desaparecer del todo a algunos periódicos y revistas, también ha llevado a otros a abandonar el formato en papel para sólo publicar digitalmente su contenido.

Los que todavía sobreviven han optado entre dos formas principales de obtener ingresos: 1. A través de incluir publicidad en todos y cada uno de sus contenidos, o 2. Cobrar por el acceso a su contenido; también existe una tercera que es mezcla de las anteriores: acceso libre a un determinado número de artículos y cuando se llega al límite establecido se niega el visionado a menos que se pague por ello (Paywall).

Pero el negocio de la venta o difusión de información también debe cumplir con la función social que implica, respetando sus afinidades políticas, por difundir la información de la manera más imparcial posible y con ética. Hace algunos meses, cuando sucedió una tragedia en los EE. UU. (la explosión de la fábrica de fertilizantes), el periódico New York Times (NYT), que utiliza el Paywall, decidió dejar toda la información relativa a este suceso como de “libre acceso” en su versión digital justificando dicha acción en base a la función social que cumple la prensa. Pero la inclusión de publicidad en su versión impresa no deja de generar críticas, como la de un lector que decía: “La desafortunada ubicación de publicidad vacacional al lado de fotos de una sobreviviente de la tragedia del terremoto en Haití resulta perturbadora y chocante… Entiendo que el NYT está bajo una gran presión financiera y que la publicidad es necesaria, pero se muestra poco juicio y falta de sensibilidad al combinar información y publicidad”.

Más recientemente en España, los dos principales diarios, El País y El Mundo, incluían en su versión digital publicidad previa al visionado de los vídeos del accidente ocurrido en Galicia. Según la fecha y el día en que se haya hecho ese visionado la publicidad variaba (una era de higiene bucal, otra de un coche y una más de leche). Con respecto a la crítica recibida por parte de un lector por la inclusión de publicidad en la difusión de un hecho trágico, el Defensor del lector de El País respondía de la siguiente manera: “Comparto plenamente esta crítica. Publicidad y medios se necesitan mutuamente pero, en determinados contextos, su inserción perjudica a ambos.”

Finalmente en Italia, el periódico Corriere della Sera en su versión digital también incluía publicidad antes de alguno de los vídeos con información sobre el accidente del autobús que causo más de treinta muertos.

Quizás sea pronto todavía para saber qué modelo de negocio será el que nos permita seguir contando con periódicos de reconocida calidad. Por otra parte, dará igual el modelo de negocio que implementen si les hace perder lectores. Lo cierto es que necesitarán contar con los ingresos que los mantengan y, aunque parezca complicado, en el camino no deberán dejar de ser imparciales, difundir la información con ética y, a ser posible, evitar mezclar publicidad e información de manera chocante.

Disfruta de más contenido 

Actualiza tu navegador

Esta versión de tu navegador no permite visualizar correctamente la página. Para que tengas una buena experiencia y mejor seguridad, por favor descarga cualquiera de los siguientes navegadores: Chrome, Edge, Mozilla Firefox