Los futuros operadores deberán pedir ‘slots‘ (es una reserva de tiempo para realizar un trayecto, por la que se tiene preferencia al realizarlo y poder cumplir un horario previsto) en julio de este año y su entrada elevará hasta un 60% la actual oferta de Renfe.

Renfe podrá tener competencia de, al menos, tres nuevos operadores en el AVE cuando en diciembre de 2020 el transporte de viajeros en tren se abra a la competencia en virtud del modelo de apertura de la red ferroviaria diseñado por Adif, dándo el ‘pistoletazo de salida’ al proceso de liberalización.

Adif ha remitido a las empresas interesadas y al regulador del mercado, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), el borrador de Declaración de Red, esto es, el documento en el que detalla la red ferroviaria y su capacidad para que los operadores puedan pedir los ‘surcos’ o ‘slots’ u horarios que quieran explotar.

Por el momento, Acciona y la operadora ferroviaria pública francesa SNCF son las dos únicas empresas que han reconocido públicamente su interés por entrar en el negocio ferroviario del AVE, actualmente monopolio de Renfe. Además, ambos negocian aliarse para hacerlo conjuntamente.

No obstante, Adif asegura que el modelo de apertura de la red que ha diseñado permite que al menos tres nuevos operadores puedan entrar a dar servicio en competencia con Renfe de forma óptima.

Ello es consecuencia de que ha diseñado tres distintos tipos de servicios, cada uno de ellos con diferentes frecuencias diarias de trenes, para tres principales ejes de AVE.

El primero de estos tres ejes o corredores de Alta Velocidad comprende el Madrid-Barcelona-frontera francesa, el de mayor demanda, que además incluye la conexión entre la Ciudad Condal y Valencia. El segundo eje abarca el AVE a Valencia y Alicante, y el tercero, la línea hacia el Sur, la que enlaza Madrid con Toledo, Sevilla y Málaga.

En el conjunto de los tres corredores, la capacidad que pueden pedir los nuevos operadores supone aumentar en un 60% la oferta actual de Renfe. En concreto, supondría la circulación de 189 trenes por sentido y día frente a las 119 actuales.

FOMENTAR EL USO DEL AVE

 Precisamente, Adif asegura que su principal objetivo es estimular y optimizar el uso de la red ferroviaria y asegurar la calidad y puntualidad del servicio.

De esta forma, esta empresa pública aumentará los ingresos por el canon o peaje que cobra por el uso de vías y estaciones y, en última instancia, amortizará la inversión pública realizada en la construcción del AVE y atajará su deuda de más de 15.000 millones de euros.

Por ello, Adif asegura que el principal criterio para dar capacidad a los nuevos operadores será el mayor aprovechamiento y uso de la red. De hecho, no dará entrada a los operadores que pida capacidad que no alcance al menos el 65% de las circulaciones ofertadas.

La compañía que preside Isabel Pardo ofrecerá a las empresas que pidan entrar en la red ferroviaria acuerdos a diez años. De esta forma busca dar seguridad jurídica para que puedan realizar las importantes inversiones asociadas al inicio de la operación ferroviaria comercial.

Adif, publicará la declaración de red definitiva el próximo 1 de julio y dará de plazo a los nuevos operadores hasta el 31 de julio para que realicen sus peticiones de capacidad. La compañía gestora de la red responderá a las mismas el 31 de octubre.

De esta forma, los nuevos operadores conocerán la capacidad con que cuentan para entrar a transportar viajeros en trenes AVE en competencia con Renfe un año antes de que el 14 de diciembre de 2020 este mercado se liberalice.

¿Te ha resultado interesante? ¡Compártelo!