¿Qué es el interés negativo?

Encontramos una noticia de máxima actualidad y relevancia en el panorama económico y desde En Letra Grande pensamos que es interesante explicar su contenido. La noticia se puede encontrar en nuestro espacio de FxM Noticias: «Tipos de interés negativo: una estrategia para salvaguardar el patrimonio«.

El hecho, es que el Tesoro Público está ofreciendo bonos a interés negativo. En concreto ha subastado 4.646 millones de euros en letras a seis y doce meses con un interés negativo de (-0,002%) y prácticamente cero, respectivamente. Todos entendemos que el objetivo principal de una inversión es ganar dinero, con lo cual ¿qué sentido tiene invertir con tipos de interés negativos?

Para hacer la explicación más sencilla; si el interés fuera del (-2%), y comprásemos un bono de 100 € por 102 €, en el momento del vencimiento recibiríamos solamente los 100 €.

Desde luego, una práctica como ésta a priori no parece rentable, sin embargo a los inversores con grandes cantidades de capital les compensa invertir su patrimonio en la compra de deuda, puesto que las previsiones indican que su valor continuará creciendo. De esta forma, aunque se compre un bono a interés negativo, es decir, un bono de 100 euros por 102, la inversión será rentable ya que en el futuro posiblemente su valor sea de 105 euros, por ejemplo.

Esta situación es factible, en gran parte gracias al programa de compra masiva de deuda en el mercado secundario por parte del Banco Central Europeo, que se ha comprometido a comprar sesenta mil millones de euros en Deuda Pública y privada durante al menos 20 meses desde marzo de 2015 que se inició este programa llamado QE (Flexibilización cuantitativa).

La razón se encuentra en la situación del precio del dinero. Se debe tener en cuenta que durante la crisis, incluso a finales de 2014 y principios de este año 2015, se ha pasado por algunos momentos de deflación, es decir, días en los que el valor del dinero descendía. Si en esta época el capital se invierte en comprar bonos en renta fija, se está garantizando un tanto por ciento de rentabilidad del dinero, incluso siendo una inversión con interés negativo. Por supuesto, comprar bonos de Deuda Pública a interés negativo no le va a interesar a pequeños inversores, pero quizás sí a grandes instituciones, empresas, o inversores con un patrimonio destacado.

Javier Domínguez, Socio Director de Auriga Global Investors, destaca que la rentabilidad de los bonos está ligada al tipo de riesgo que se quiere asumir. Se podría entender de este modo, que los grandes inversores con carteras repartidas por distintos países del mundo compren bonos tanto en carteras muy seguras, de triple A, como en carteras donde el riesgo de invertir con interés negativo pueda suponer a la larga una ganancia superior, ya que hoy en día, tener grandes cantidades de dinero en efectivo es en cierto modo una manera de perderlo. El dinero si no se mueve, si no se invierte, pierde valor y además puede conllevar gastosimpuestos o comisiones. Incluso, es posible que esté perdiendo valor frente a otras divisas ya que la nueva política monetaria impuesta por el Banco Central Europeo al que se hizo referencia antes, está intentando por una parte que el valor del dinero descienda para volver a una tasa de inflación estable del 2%.

Por otro lado, se ha de tener presente también, que cuanto mayor es la Deuda Pública que tiene un país, mayor es el riesgo que se posee, su prima de riesgo es más elevada y la especulación es alcista.

Disfruta de más contenido 

Actualiza tu navegador

Esta versión de tu navegador no permite visualizar correctamente la página. Para que tengas una buena experiencia y mejor seguridad, por favor descarga cualquiera de los siguientes navegadores: Chrome, Edge, Mozilla Firefox