¿Qué son los bonos corporativos?

Los bonos corporativos, también llamados deuda corporativa o renta fija privada, son los productos de renta fija más importantes en el sector después de los bonos gubernamentales o soberanos.

Suponen un 30% del mercado mundial de renta fija, según Bolsas y Mercados de España (BME). Asimismo, desde la organización afirman que existe un mayor hábito de inversión en este tipo de bonos entre los inversores particulares estadounidenses que en los europeos.

¿QUÉ SE PERSIGUE DESDE EL BANCO CENTRAL EUROPEO CON LA COMPRA DE BONOS CORPORATIVOS?

Con la adquisición de bonos corporativos, los compradores pasarían a ser acreedores pero no accionistas. Concretamente, para la compra de deuda del BCE, la deuda emitida deberá tener las siguientes características:

Con esta medida, el BCE pretende extender sus políticas monetarias acomodaticias hasta la economía real e incrementar la inflación hasta niveles cercanos al 2% en un medio plazo.

Fue durante la reunión de marzo cuando se anunció que se incrementaría el programa de compra de activos hasta los 80.000 millones de euros mensuales incluyendo la adquisición de bonos corporativos.

Asimismo, en la reunión del pasado jueves volvió a reafirmar su compromiso de realizar compras de activos por ese valor cada mes hasta marzo de 2017 o hasta que el consejo observe una senda de inflación compatible con su objetivo a medio plazo.

Con la integración de compra de deuda corporativa de empresas europeas dentro del programa de adquisición de bonos del BCE, se podrá mejorar la financiación de cerca de 57.000 millones de euros procedentes de los balances de entidades españolas.

Desde que la institución lanzó su programa de expansión cualitativa (QE por sus siglas en inglés) en 2015, se han invertido un total de 94.097 millones de euros en comprar en deuda soberana española , según los datos del instituto emisor, que lleva gastados unos 812.475 millones en deuda pública en 15 meses que lleva vigente.

Los analistas de Intermoney afirman que el BCE se está embarcando en una fase de la que «poco más se debe esperar» y consideran que su prioridad se remite a la puesta en marcha de estímulos ya acordados, mientras que «cuida mucho los mensajes lanzados indirectamente».

Estos bonos estarán disponibles para su préstamo a partir del 18 de julio. Además, una lista de cada referencia, códigos ISIN, de los bonos en poder del eurosistema se publicará y se actualizará cada semana.

Asimismo, habrá que tener en cuenta que las contrapartidas del programa de compra de deuda corporativa podrán comunicar que el eurosistema ha estado comprando deuda corporativa, sus plazos y el sector, pero en ningún momento las cantidades exactas, los emisores, los valores y miembros del eurosistema implicados.

No existe un mínimo de emisión para los instrumentos de deuda elegibles al amparo de este programa de compra, lo que asegurará que los bonos con pequeños volúmenes de emisión también puedan ser comprados.

Los bonos corporativos con rentabilidades negativas son admisibles, siempre que no superen el nivel marcado por la facilidad de depósito en el momento de adquisición.

¿CÓMO BENEFICIAN A ESPAÑA?
La deuda corporativa europea que podrá beneficiarse de la medida asciende a 361.000 millones, de los que 57.000 millones corresponden a empresas españolas, según un informe de Merrill Lynch.

Iberdrola, Gas Natural Fenosa y Repsol se sitúan como las principales corporaciones para beneficiarse del programa, mientras que los emisores a nivel continental en mejor posición son EDF, Total, BMW, Enel, Shell, Daimler y Orange.

Los analistas consideran que las empresas españolas podrán vender deuda por 57.000 millones al BCE, cifra que ascenderá hasta los 209.000 millones en el caso de las francesas y a los 70.000 millones en el caso de las italianas.

Por sectores, el energético es el que se encuentra con el mayor número de bonos ‘elegibles’. Las eléctricas europeas podrían registrar compras por valor de 151.000 millones, frente a los 65.000 millones de transporte, los 47.000 millones de otras corporaciones energéticas, los 46.000 millones de la industria básica o los 39.000 millones de automoción.

Asimismo, el programa beneficiará a las empresa que están en fase de inversión, puesto que podrán financiarse en los mercados de capitales de condiciones inicialmente favorables.

Fuente: Europa Press (8 junio 2016)

Disfruta de más contenido 

Actualiza tu navegador

Esta versión de tu navegador no permite visualizar correctamente la página. Para que tengas una buena experiencia y mejor seguridad, por favor descarga cualquiera de los siguientes navegadores: Chrome, Edge, Mozilla Firefox