¿Qué son los dividendos?

Las acciones son la parte del capital de la empresa que sale a bolsa. Tener acciones da unos derechos políticos (voto en las juntas) pero también económicos (participación en los beneficios de la empresa). La representación de los derechos económicos es lo que conocemos como dividendos.

Todo accionista tiene derecho a cobrar dividendos y no hay que tener un mínimo de acciones para hacerlo. Lo que sí es importante es tener en cuenta las fechas de cierre para que si decides comprar acciones para incluir en el pago de dividendos, éstas puedan incluirse también en ese pago.

Hay dos tipos de dividendos: los ordinarios y los extraordinarios. Los ordinarios son los que se reparten en función de los beneficios de un ejercicio (dividendos a cuenta del ejercicio X por ejemplo). Los extraordinarios se reparten en función de algún hecho extraordinario (venta de alguna filial o parte de la empresa).

El reparto de dividendos varía dependiendo de la compañía. Algunas lo hacen una vez al año, otras cada cuatrimestre…

La forma de tributación se divide en dos partes; Las cantidades recibidas por dividendos siempre que no superen los 1.500 euros estarán exentas del pago a hacienda. El resto según el tipo impositivo como el resto de las inversiones.

Disfruta de más contenido