¿Cómo salir de un registro de morosos?

Herramientas_finanzas

Que una entidad te incluya en un fichero de morosos es una práctica habitual como medida de presión para reclamar una deuda. En los tiempos de crisis, esta práctica se ha incrementado, sobre todo cuando se trata de entidades que han comprado esa deuda a otras.

 Registros de morosos son, por ejemplo:
• Registro de Aceptaciones Impagadas (RAI).
• Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito (ASNEF- EQUIFAX).
• Información técnica del Crédito (SEIDO).
• Centro de Cooperación Interbancaria- CCI.
• y otros…

Para estar inscrito en un fichero de morosos deben cumplirse las siguientes condiciones:
• La existencia de una deuda cierta exigible, vigente e impagada por parte de la persona a la empresa.
• El requerimiento de pago por parte del acreedor (por ejemplo una carta de reclamación) sin respuesta de pago por parte del moroso.
• La no existencia de prueba documental que anule alguno de los puntos anteriores.

Si no se cumple alguna de estas tres condiciones puede solicitar la baja.

Para solicitar la baja no es suficiente con pagar la deuda, hay que presentar documentación de que ya no existe (justificantes de pago, dni del titular, etc.) Si no sabes dónde debes dirigirte, puedes solicitarlo en la Agencia Española de Protección de Datos.

El titular de la lista debe responder sobre la eliminación de los datos en los siguientes 10 días. Si no lo hace habrá que presentar una reclamación a la Agencia Española de Protección de Datos adjuntando copia de los tramites y solicitud de baja cursada.

Todas las entidades financieras, a la hora de valorar la solicitud de un préstamo o crédito, consultan los listados de morosos, por lo que las personas o empresas que aparecen en ellos pueden encontrarse con serios problemas para conseguir financiación. Si apareces en uno de estos listados debes tomar medidas para borrarte. Aunque no necesites financiación en este momento, podrías necesitarlo en el futuro y si no haces lo necesario para eliminar tus datos del registro pueden seguir apareciendo durante un plazo de seis años.