Toshiba ‘infló’ sus beneficios

Los directivos han reconocido que manipularon su contabilidad aumentando sus beneficios en 1.126 millones de euros.

Los directivos de la corporación Toshiba han reconocido que cometieron irregularidades contables para ‘inflar’ sus beneficios en 1.126 millones de euros, antes de intereses e impuestos durante los últimos seis años. Esta ha sido la conclusión de un Comité de Supervisión Independiente que cierra esta etapa iniciada en abril cuando se informó de la existencia de irregularidades contables. Los resultados que Toshiba venía publicando no eran creíbles por el fuerte impacto que tuvo el desastre de Fukushima en su división de energía nuclear. Según la corporación, las ventas en 2014 fueron 52.000 millones de euros. Sin embargo, al igual que otras compañías japonesas en el ámbito de la electrónica (con la salvedad de las cámaras de fotos y vídeos) Toshiba sufre una competencia muy fuerte de las corporaciones chinas y coreanas como Samsung o Lenovo.

¿Qué es ‘inflar’ el beneficio?

‘Inflar‘ el resultado es lo mismo que mentir en la contabilidad aumentando el beneficio, ya sea registrando más ingresos o menos gastos de los reales, o ambos, o simplemente anticipándolos o retrasándolos de un año a otro. Una vez descubierta la mentira, esto tendrá varias consecuencias importantes. Primero, el daño a la imagen de la empresa; además, han pagado impuestos en exceso, han repartido dividendos inexistentes y tendrán que hacer frente a elevadas multas. Probablemente, a la corporación no le quedará más remedio que vender propiedades (activos) para conseguir liquidez. Desde abril hasta la fecha, la cotización de sus acciones ha caído un 19%, es decir, que los accionistas han visto cómo sus inversiones han perdido valor.

¿Es fácil ‘inflar’ el beneficio?

Las cuentas de la corporación están sometidas a la auditoría contable independiente, pero no es fácil detectar determinados tipos de manipulaciones porque el beneficio del que hablamos es la suma de los resultados de 421 compañías que forman la corporación. La investigación ha puesto de manifiesto irregularidades contables que se habían escondido habilidosamente. Las mentiras en contabilidad viajan juntas, es decir, que si se manipula un registro en la contabilidad se necesitará una nueva irregularidad para esconderla y, al menos otra para eliminar ambas. Depende del tamaño de la mentira, de la habilidad para esconderla, y de la evolución de las ventas para que se tarde más o menos en destapar.

¿Cuánto son 1.126 millones de euros?

Obviamente es mucho dinero. Si lo comparamos con el Presupuesto General del Estado de España de 2014, por ejemplo supone el 80% del presupuesto del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación, del que depende la Política Exterior y la Cooperación Internacional.

Para terminar, solo un dato más, por sus ventas la corporación Toshiba está en la posición 129 en la Lista de las Compañías más Grandes del Mundo de Forbes.

Paco Somohano

21/07/2015

Finanzasparamortales.com

¿Te ha resultado interesante? ¡Compártelo!