El viajero americano gasta diez veces más que el chino cuando viaja

05/10/2017 | Europa Press

 

El turista británico continúa viajando a los mismos niveles que antes de la aprobación de su salida de la Unión Europea (Brexit) aunque el gasto que realiza en sus viajes es menor, según la vicepresidenta y responsable del grupo de análisis de mercado de Mastercard, Sarah Quinlan, que asegura que el turista americano deber ser un mercado potencial para España teniendo en cuenta que gasta diez veces más que un chino cuando viaja.

La oportunidad que ofrece el turista americano se centra sobre todo en Barcelona y Madrid, según Mastercard. Los americanos gastaron un 28% más en Barcelona que en Madrid en los últimos doce meses, lo que supone “una oportunidad enorme” de desarrollo para la capital.

Durante la celebración del tercer “Summit Shopping and Economy” que se celebra hoy y mañana en Madrid, Quinlan ha asegurado que analizando los datos que posee la compañía, la economía china se ha enfriado ya que en los últimos años se ha podido comprobar que gastan menos y que se centran más en el crecimiento del mercado interno.

Quinlan, quien reconoce el importante crecimiento tanto en visitantes como en gasto en el mercado España, asegura que nuestro país debe dirigir su mirada ahora a otro tipo de viajeros como el consumidor norteamericano que es “un turista que viaja más y gasta más”.

DESACELERACIÓN DEL GASTO BRITÁNICO

El crecimiento turístico mundial está en pleno proceso de aceleración y teniendo en cuenta la robustez del euro, unido la debilidad de la libra británica, del rublo, así como de otras monedas asiáticas, España se puede consolidar como gran destino turístico mundial.

La depresión de la libra ha impactado en los viajes de los británicos que, aunque siguen viajando a pesar de la inflación, ya no realizan viajes de larga distancia ni gastan tanto como antes aunque siguen teniendo España como principal destino turístico seguido de Francia, Italia e Irlanda.

“Cualquier incertidumbre da lugar a una reducción del gasto”, explicó. Según dijo, cada vez se gasta menos en productos de lujo.

COMPRAS Y GASTRONOMÍA

Quinlan aseguró que lo importante es realizar un marketing específico para las diferentes tipología de viajero y lograr distribuirlos a lo largo del año fomentando la desestacionalización.

Tras realizar un análisis del gasto por tipo de establecimiento (los franceses y británicos gastan en tiendas frente a rusos y alemanes que compran en grandes almacenes).

El gasto de los americanos es exponencial sobre todo en sectores como restaurantes, lo que puede ser potenciado teniendo en cuenta la importante gastronomía española. “La economía estadounidense crece constantemente el gasto crece cada vez más. Viajan cada vez más y se gastan cada vez más. Busca experiencias más que la compra de objetos físicos”, concluyó la analista.

¿Te ha resultado interesante? ¡Compártelo!